Listin Diario Logo
10 de diciembre 2019, actualizado a las 07:38 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida martes, 09 de julio de 2019

A propósito de Montesinos

Luisa De Peña Díaz
Santo Domingo

Hace unos días recibimos la llamada de don Manolito García Arevalo invitándonos a acompañarlo al acto de reinauguración del monumento a Fray Antonio de Montesinos, ubicado en el Malecón de Santo Domingo.

Este hermoso monumento, con una escultura gigantesca, fue donado por el gobierno de México en el año 1984, pero estaba abandonado, en un estado de deterioro terrible.

Rescatado y puesto en valor por el Ayuntamiento del Distrito Nacional, ha recobrado su hermosura, convirtiéndose en un espacio digno de nuestra ciudad.

Este espacio debería convertirse en un centro cultural dedicado a la promoción de los derechos humanos a través de un programa educativo y de intercambios abierto a todos.

Don Manolito decía en su discurso durante esta reinauguración: “En una segunda fase, los espacios interiores de este recinto serán acondicionados con una museografía acorde con el profundo significado histórico de esta efeméride, que marcó un hito en la consciencia teológica y jurídica de su época, donde a través de una investigación museológica adecuada se ponga de manifiesto en las futuras exhibiciones, salas de conferencias y biblioteca las trascendentales repercusiones del Sermón de Montesinos, punto de partida de las Leyes de Indias y la doctrina de Francisco de Vitoria y sus discípulos de la Escuela de Salamanca con su notable influencia en el Derecho Internacional sobre la base de la igualdad de todas naciones y pueblos de la tierra, que al decir de Pedro Henríquez Ureña constituyó un progreso en la vida moral del genero humano”.

Hablar de museo es un tanto mas complejo, como Centro Cultural puede desarrollar un programa de exposiciones temporales, talleres y actividades educativas acordes al mensaje de aquel sermón de adviento proclamado por los dominicos y pronunciado por Montesinos en la misa del cuarto domingo de Adviento en el año 1511, un sermón que clamaba por los derechos. Este monumento debe tener un discurso inclusivo, respetuoso de la diversidad y que promueva una cultura de paz.

El mundo de los museos y centros culturales se mueve hacia una política de educación y promoción de los derechos humanos. En este momento cientos de instituciones museísticas alrededor del mundo están trabajando este tema como parte de su programa educativo permanente, estas, encabezadas por los museos memoriales y museos de derechos humanos, se han convertido en lideres de la museología moderna.

Existen miles de exposiciones temporales e itinerantes que tratan los diversos aspectos de los derechos humanos, desde las libertades, los derechos civiles y políticos, los derechos medioambientales, los derechos económicos, sociales y culturales, enmarcados en diversos escenarios y experiencias en el mundo, en fin hay todo un panorama que puede abrirse en nuestra ciudad.

Las organizaciones internacionales especializadas en el tema son varias, estás agrupan espacios culturales, museos, sitios de conciencia, sitios de memoria, monumentos, todos dedicados a la promoción de los derechos. Sugerimos aprovechar sus experiencias y unirse a ellas.

La Federación Internacional de Museos de Derechos Humanos establece lo siguiente: “Es mejor hacer frente a estas cuestiones de manera colectiva y no individual. Los museos de derechos humanos deben estar preparados para desafiar el pensamiento y las prácticas tradicionales de los museos, para redefinir su papel con respecto a las campañas activas contra las violaciones de los derechos humanos. Creemos que el diálogo internacional es vital y tenemos que seguir hablando de los desafíos en torno a los derechos humanos en los museos si queremos tener un impacto positivo”.

Con la apertura de este nuevo espacio cultural se abre un mundo de oportunidades para enriquecer la oferta a los ciudadanos, educando y entreteniendo para contribuir a la formación de las nuevas generaciones con plena conciencia de sus derechos y sus deberes.

Felicitamos esta iniciativa del alcalde del Distrito Nacional e invitamos a todos a unirse para la conservación de este espacio conquistado para la ciudad y para el mundo.