Listin Diario Logo
20 de junio 2019, actualizado a las 04:47 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida domingo, 26 de mayo de 2019

Iniciativa cuando el dolor inspira a ayudar

  • Iniciativa cuando el dolor inspira a ayudar

    Se aconseja buscar ayuda de un profesional luego de la pérdida de un ser querido.

Águeda Solano
Santo Domingo

El amor que sentimos por nuestras madres es inexplicable. Ellas son un ser sagrado y deberían ser eternas. Imaginen lo que sintió Jenn Henríquez cuando recibió la noticia que cambiaría su vida para siempre: debido a un Cáncer de Páncreas, a su mamá le quedaban seis meses de vida, un diagnóstico que desplomó su mundo.

“¿Por qué mi mamá? ¿Por qué a mí?”, se preguntaba en enero de 2014, sin dejar de llorar desconsoladamente y de culpar a Dios por la situación que atravesaba su familia. “Mi mamá tenía 60 años en ese momento, una mujer joven, llena de vida y alegría, súper entusiasta y estaba a cargo de su familia.

Representó para mí un apoyo, al igual para mis hermanas, entonces en ese momento que recibí la noticia solamente comencé a llorar, llorar y llorar”, cuenta Henríquez.

Luego del momento temido, el deceso de su mammá, Jenn empezó el proceso de duelo, en el cual duró alrededor de un año y medio entre negación, ira, depresión y finalmente aceptación.

Ahí es cuando decide crear la comunidad “Alma libre de Elegir” para acompañar a mujeres que hayan pasado situaciones similares o algún tipo de pérdida.

Inspirada en lo difícil que fue perder a su madre, Jenn se revistió de fuerza y hoy es psicóloga y se dedica a ayudar a otras damas a conectar con su propósito de vida, a través de este proyecto.

“Tenemos la capacidad de elegir ante una pérdida, enfocarnos en eso que nos dejó esa persona, mirarla desde la alegría, desde el agradecimiento, desde la aceptación. Definitivamente todos esos eventos así, de dolor, hacen un cambio muy profundo en nosotros”, finaliza con una sonrisa que la caracteriza.

Buscar ayuda
Hay quienes ven la pérdida como un acontecimiento para sufrir la vida entera, mientras que otros deciden utilizarlo para crecer, o para ayudar a otros, como es el caso de Jenn. El punto en común es que, en todos los casos es necesario vivir un duelo.

En ese sentido, el psicólogo e investigador Joan Noboa explica que el duelo es un proceso complejo que consta de distintas etapas, emociones y conductas propias, que sin la ayuda de un experto se pudieran pasar por alto.

Esperanza.
De acuerdo con Noboa, muchas veces concentrarse en lo positivo es una estrategia para evitar el sufrimiento que trae consigo la pérdida. Sin embargo, el ser humano tiene la capacidad de convertir el dolor en algo valorado para la sociedad. “Con la basura puedes hacer una obra de arte”, indica.