Listin Diario Logo
14 de octubre 2019, actualizado a las 10:14 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida sábado, 25 de mayo de 2019

24 FOTOGRAMAS

Federico Fellini

  • Federico Fellini
Riezi Pared Pérez

A raíz de finalizar la Segunda Guerra Mundial surge en Italia un movimiento cinematográfico que se denominó “Neorrealismo Italiano” con la proyección de la película “Roma Ciudad Abierta” del año de 1945 del director Roberto Rossellini. Lo especial de esta cinta es que uno de los guionistas que con el transcurrir del tiempo se convertiría en uno de sus grandes exponentes de este Movimiento que lo era Federico Fellini.

Fellini colabora en varias películas como guionista, hasta que en el año de 1951, dirige su primer largometraje titulado “El Jeque Blanco” una comedia satírica y burlona en la cual conoce a Nino Rota que sería durante toda su carrera un aliado para las composiciones de su música para casi todas sus películas.

Su maestría
En la década de los años cincuenta y sesenta del pasado siglo, este director logra una resonancia internacional.

Esto hace posible que los grandes escritores de entonces comiencen a reseñar el estilo “Felliliano” a sus obras, como toque especial muy “sui géneris” o muy particular. En el año 1954 se estrena “La Strada” una cinta excepcional para estrenar tres años después “Las noches de Cabiria” (1957). Sin embargo, la fama y el prestigio quedará marcado para siempre cuando conoce a quien sería su Alter Ego en la gran pantalla: Marcelo Mastroiani, el protagonista de su gran Obra Maestra “La Dolce Vita” que le valiera el máximo galardón de la academia de los Estados Unidos.

Una pieza poco común
Esta joya de la cinematografía mundial, se estrena en el 1960, y se le considera como la separación entre sus trabajos neorrealistas anteriores y su posterior período de películas simbolistas, tales como: “8 ½”; “Julieta de los espíritus”; “Satyricón”; “Roma”; “Amacord” y otras más, que han sido del deleite de grandes cinéfilos.

Ideas y valores
Todas sus obras han quedadas registradas dentro del universo cinematográfico como una manera de expresión del arte sublime; ya que el cine es eso, un arte donde se expresan las ideas y valores que son inherentes al hombre como ente social.