Listin Diario Logo
20 de agosto 2019, actualizado a las 12:35 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida martes, 23 de abril de 2019

ORIENTAR

Psicología. La familia y la discapacidad

  • Psicología. La familia y la discapacidad

    Ana Herrero, terapeuta familiar de Psicológicamente.

Santo Domingo

La familia es un conjunto de personas que conviven en un lugar común llamado hogar. La maternidad/ paternidad es definida como una transición familiar normativa, pues existe un proceso anticipado que lo convierte en un rol esperado y positivo para la mayoría de los adultos.

La llegada de un miembro con algún tipo de discapacidad en la familia provoca una serie de alteraciones en la dinámica de ésta, no sólo por lo inesperado del evento sino por lo traumático que resulta para todos, sobre todo a nivel emocional. La discapacidad va a obligar a toda la familia a cambiar sus ritmos, sus expectativas, sus logros, sus ilusiones.

De igual forma, cambia la rutina familiar, pues desde ese momento se agrega una contínua y profunda relación con diferentes médicos, especialistas, terapeutas que tratan esa discapacidad específica. El camino que enfrenta la familia no es fácil, más bien la mayoría de las veces puede estar lleno de sinsabores, desesperanza, dolor e incertidumbre. El tener un hijo especial puede ser percibido como una fractura en el desarrollo “normal” de la relación familiar. La ansiedad junto a otros sentimientos pueden generarse mientras se busca la asimilación de esta situación y por ello el apoyo, la aceptación y la integración de la familia es importante para sobrellevar este tipo de circunstancia.

El rol de los progenitores

Primero los padres deben trabajar el duelo que existe al enterarse que su hijo tiene una discapacidad más o menos grave. Poder cerrar la pérdida de ese hijo idealizado que han estado esperando durante nueve meses. Lo normal es pasar por las cinco etapas del duelo: shock, ira, negociación, depresión y aceptación.

En algunos casos, la aparición de un hijo con discapacidad puede provocar rupturas en las relaciones entre los padres, sobre todo cuando dichas relaciones ya padecían problemas previos, pero también puede funcionar como elemento de fortalecimiento del matrimonio.

Se debe recomendar asistir a terapia psicológica para poder aceptar de una manera real la situación que se les ha presentado.