Listin Diario Logo
20 de julio 2019, actualizado a las 12:59 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida miércoles, 06 de febrero de 2019

FOLCLOREANDO

Recorrido por Puerto Plata

  • Recorrido por Puerto Plata
Xiomarita Pérez
xiomaritabaila@gmail.com

Los últimos días del mes de enero no los olvidaré, me invadió la tristeza por el fallecimiento de mi hermano Luis Pérez y su esposa Marcela Eguren de Pérez, con una diferencia de cinco días, pero luego recuperé la alegría, porque fueron seres humanos que brindaron gozo y los recordaré para siempre. ¡A celebrar su vida!

En otro orden les comento que, a Johanna Goede la conocí en la puesta en circulación del libro ‘Luna, antología del placer II’, hace como un año, y no pasaron ni quince días para volvernos a encontrar en su hogar, sin planificar mi visita. Me hacía falta disfrutar de un ambiente campestre, lejos del ruido y cerca del cielo. No tardaron ni ocho días del segundo reencuentro, esta vez para presentarme a los hermanos, la Niña Vásquez y el talentoso pintor acuarelista Rafi Vásquez, en su hogar, en el que recorrí todos los rincones llenos de arte, de historia y espiritualidad.

De ahí partimos al hogar de Jacqueline Guzmán Mirabal, hija de María Teresa Mirabal, una de las “mariposas” y de Leandro Guzmán. Nos recibió Jacqueline, ya que su esposo, el doctor Fernando Albaine, no estaba. Me sentí identificada con este hermoso hogar que tiene el sello de lo que fue la formación de su familia, algunos recuerdos entre retratos, plantas, flores, maletas antiguas, obras de cerámica tile del artista visual Thimo Pimentel, que abarca una de las paredes de la sala. No podía faltar una mirada desde otro ángulo del azul del mar en lontananza. De allí Johanna y yo partimos al Restaurant Las Almendras, en donde cada sábado hay una tertulia en la que participan, además del doctor Albaine, Jorge Medina, Juan Alberto Acosta (Chapaleta), Jaime Minor, Manuel Cocco Redondo, Gloria de Cocco, Annia Cocco Mirambeaux y Rafelito Hernández Núñez. Nunca había compartido en mi pueblo con tanta camaradería. Este será un lugar en donde tendrán que “apuntarme”, porque me sentí halagada. Johanna, gracias por ser tan chula como anfitriona, me dieron ganas de seguir visitando mi pueblo más seguido ¡jajajajaja!