Listin Diario Logo
18 de julio 2019, actualizado a las 01:30 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida viernes, 04 de enero de 2019

EL MUNDO ES ASÍ

Santeros cubanos auguran enfermedades y catástrofes

EFE
La Habana

Un grupo de sacerdotes de la santería cubana reveló ayer su tradicional “Letra del Año”, un amplio y críptico texto con predicciones que vaticina para 2019 enfermedades y catástrofes naturales, y recomienda prevenir los problemas con la justicia.

Los babalawos (sacerdotes de Ifá o de la santería) pertenecientes a la Asociación Cultural Yoruba de Cuba se reunieron este fin de año en la tradicional ceremonia donde elaboraron su mensaje de principios de año, muy esperado por los miles de creyentes de las religiones afrocubanas y también reproducido en las redes sociales.

En un año que estará regido por el orisha o deidad Ochún con Oggún como su acompañante, la predicción santera pronostica que ocurrirán catástrofes naturales y penetraciones del mar que pueden provocar inundaciones y derrumbes, así como un incremento de los conflictos migratorios y de los problemas en el sector agrícola.

Ochún se sincretiza en Cuba con la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de la isla, y es para la santería la reina de las aguas dulces, los arroyos, manantiales y ríos, y la personificación del amor y la fertilidad, en tanto Oggún es el orisha que representa la fortaleza y el trabajo.

La Asociación, considerada oficialista por otros grupos practicantes de la santería en la isla, vaticinó que aumentarán las enfermedades del estómago y los intestinos, entre otras, y entre sus consejos, advierte sobre el peligro del despilfarro y aconseja evitar la mala utilización de productos químicos en la agricultura.

Este colectivo religioso que cuenta con una sede principal en La Habana, filiales en provincias y también en  22países, instó a mantener una ética religiosa “adecuada”, respetar a los mayores, dar mejor uso a los recursos agrícolas, tener cuidado con el consentimiento excesivo de los padres para con los hijos y prestar esmerada atención a su cuidado y educación.

Además de exhortar a mantener un equilibrio en “todos los órdenes”, los sacerdotes de Ifá alertaron sobre un aumento de las enfermedades venéreas como resultado del “desenfreno sexual” y recomendaron no automedicarse, una práctica bastante extendida entre los cubanos.