Listin Diario Logo
16 de junio 2019, actualizado a las 12:11 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida miércoles, 12 de diciembre de 2018

FOLCLOREANDO

Encuentro Confraternidad Navideña

  • Encuentro Confraternidad Navideña
Xiomarita Pérez
xiomaritabaila@gmail.com

Cuánto tiempo que no había disfrutado una fiesta de Acroarte con tanta energía. Aunque yo disfruto todo lo que sea de calidad este año la gocé, porque se juntó en el Teatro La Fiesta del Hotel Jaragua la mayoría de los artistas que hicieron historia en una época para dar inicio a las celebraciones de los 35 años de la entidad que integran los acroartistas. Nos hicieron sentir maravillosamente bien, saltando, dando cintura, moviendo la colita como una adolescente cualquiera en busca de su artista favorito, esos “fans” que se recordaron de cada estrofa, de cada paso, de las letras de sus canciones preferidas.

Vakeró fue el primero en salir al escenario después de la 1:00 de la tarde, poniendo el toque urbano y juvenil, que esta vez no me encendió. Luego La Orquesta Renacer acompañó a los demás artistas que desfilaron por la tarima, haciéndole honor a nuestro merengue, como El Prodigio, Los Hermanos Rosario, El Conjunto Quisqueya, La Coco Band, Milly Quezada, Eddy Herrera, Fernando Villalona, Aramis Camilo, Ala Jaza y para cerrar el encuentro The New York Band.

Cuando escuché a los Hermanos Rosario “moviendo las caderas” pensé llamar a “emergencia” de una clínica cercana. Cuando escuché “Vámonos caminando, caminando yo me voy de aquí”, del Conjunto Quisqueya, no podía caminar; ¡Ay! La Coco Band y cuando “Llegó Juanita” no pude más, pero cuando llegó “El motor” se me confundieron los pedales y por poco me derrico. Me encanta La New York Band, porque sus integrantes reflejan en su rostro alegría, pasión y dinamismo ¡los vivo! Y ¿qué fue lo que le dio al Mayimbe, que en temporada navideña incluyó en su corto repertorio “Baila en la calle”?

Emelyn Baldera y los demás miembros que la acompañan deben sentirse satisfechos por el trabajo que han realizado hasta ahora en favor de sus miembros. Es receptiva y le ha dado glamour a las actividades propias del gremio. Acroarte somos sus afiliados, primero nosotros, después nosotros y El Soberano es de ellos, los artistas. De lo único que me quejo es de que los artistas no me dieron ni un chancecito para descansar, porque en cada entrada al escenario de uno de ellos yo me paraba como si un ser extraño me dirigiera. Roberto Gerónimo y Eugenio Pérez estuvieron disputándose a esta figura vírica, haciendo malabares conmigo, para ellos demostrarles a los espectadores quién bailaba mejor.