Listin Diario Logo
15 de octubre 2018, actualizado a las 09:13 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC23ºC
La Vida jueves, 11 de octubre de 2018
0 Comentarios

Exposición

Configuraciones de Mayí en Zona Colonial

  • Configuraciones de Mayí en Zona Colonial

    Pincel. Usa sus técnicas, que van dejando huellas e impulsan su esencia de creador de excelencias.

Virginia Goris | Especial para LD
Santo Domingo

Juan Mayí es un multipremiado pintor, acumulador de preseas. Estudió en la Escuela Nacional de Bellas Artes, y luego en la Escuela Superior de Bellas Artes en París, Francia, donde duro 10 años perfeccionando su arte. Durante su estadía allí ganó Paleta de Oro en el Festival Internacional Cagnes-Sur-Mer y de regreso a su patria obtuvo cuatro galardones en tres Bienales Nacionales de Artes Visuales, hasta llegar al Gran Premio de la XXIV Bienal de Artes, Visuales en el 2005.

Ahora expone en el país ‘Configuraciones Sígnicas en la Capilla Nuestra Señora de los Remedios’, en la Ciudad Colonial. Auspiciada por el Ministerio de Cultura, la propuesta muestra la identidad dominicana que todos debemos ver.

“Si yo pinto, es porque soy del Caribe”, expresión de Mayí, que define su impronta pictórica. Su obra es un canto a la identidad dominicana y al Arco Caribeño, donde la fuerza del origen nos convoca a la originalidad de sus piezas y es al mismo tiempo un documento glorioso a la dominicanidad, contada con lo mejor de nuestras esencias culturales envueltas en nubes, agua, cordilleras, montañas, ríos, lluvias, mar, cuevas, lejanía y lo mejor de nuestras huellas ancestrales y lo telúrico.

Y es que este gigante de la plástica dominicana, con su bagaje, con su gran corazón y sentido de la dominicanidad es una especie de cantor del medio ambiente, de su naturaleza y de esta tierra forjadora de luchas fracticidas y de cumbres libertarias. La pinta con soles hurgando en el rastro de sus orígenes.

‘Quita Espuela’
En esta pieza que evoca la cordillera donde él nació, en San Francisco de Macorís, descifra las nubes que revolotean por el paisaje montañoso y lluvioso. Y en primer plano, el agua-río que corre cauteloso por sus entrañas y que ve convertirse en líneas colorísticas, que semejan una simbiosis de su desarrollo vital para simular a un enmascarado folclórico de nuestras tradiciones carnavalescas.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña
Descubre