Listin Diario Logo
26 de septiembre 2018, actualizado a las 11:19 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual23ºC29ºC
La Vida domingo, 16 de septiembre de 2018
0 Comentarios

HIGIENE BUCAL EN INFANTES

¿Cómo cuidar los dientes de los bebés y los niños?

  • ¿Cómo cuidar los dientes de los bebés y los niños?
Carmen Guzmán
Santo Domingo

La higiene de la boca de los pequeños comienza desde que son bebés, de manera que al comenzar el proceso de cepillado, cuando estén más grandes, les sea familiar y se haya convertido en un hábito.

Para ayudar a los padres a tener las pautas necesarias para el cuidado bucal de sus hijos la odontopediatra Ana Rodríguez ha elaborado un “Manual odontológico para el cuidado bucal de nuestros hijos”. Esta guía les permite a los adultos dar seguimiento a la higiene de sus niños desde el momento en que estos nacen.

HIGIENIZACIÓN DEL BEBÉ
La mayoría de los padres, en especial los primerizos, creen que las bocas de los infantes no deben limpiarse.

Grupos de apoyo a la lactancia y pediatras aseguran que si el bebé es alimentado de manera exclusiva con el seno, ciertamente no es necesario mantener una rutina diaria de limpieza bucal sino limpiar dos o tres veces por semana.

¿PERO POR QUÉ SE HACE NECESARIO LIMPIAR LA BOCA DE LOS BEBÉS SI ESTOS AUN NO TIENEN DIENTES?
Con relación a esta interrogante la doctora indica: “Aunque el infante no consume nada sólido hasta tener varios meses, la ingesta de la leche deja una costra en las encías y la lengua que es necesario remover.

Una vez al día será suficiente para esto en especial si es de noche”.

Puntualiza que esta limpieza se debe realizar con toallitas húmedas a base de xilitol y glicerina que venden en el mercado o bien con agua estéril. Esta se envuelve en el dedo índice de la madre y de forma delicada e imitando a un cepillo se procede a realizar la limpieza.

El primer diente temporal o diente de leche como se conoce, debe ser limpiado inmediatamente sale en boca.

“Al momento de esta erupción, ya al bebé se le están administrando alimentos sólidos y azúcares contenidos en los jugos, compotas, jarabes y otros productos; con esto se evita que se formen las caries de la primera infancia”, explica la experta.

EL USO DE UN CEPILLO DENTAL DEDAL
para esto es eficaz y ayuda al cuidado de las encías por el material en que está hecho. Sin embargo, a medida que van saliendo los demás dientes y aumentando su cantidad en la boca, es necesario cambiar a un cepillo de cabeza pequeña y cerdas suaves para cepillar la superficie de estos.

Algunas madres se preguntan si luego que se empieza a utilizar el cepillo es recomendable el uso de pastas dentales, ya que varios pediatras lo desaprueban por el contenido de flúor en estas. En este sentido Rodríguez indica que dependiendo el país donde se viva sí se puede usar.

CEPILLADO Y USO DEL HILO DENTAL
Así como es importante el cepillarse después de cada comida y crear un hábito en los niños respecto a este tema, lo es también la forma correcta de realizar la limpieza bucal.

PROCESO CONTINUO
La odontóloga puntualiza que cada dentición debe tener un cepillo dental específico, pues con los cambios se aumenta el tamaño y número de dientes. Si ya desde bebé el niño se familiarizó con el hábito de higiene bucal, esto hará más sencillo el proceso. “Es importante limpiar todas las caras por dentro y por fuera con movimientos circulares y tratando de pasar por lo menos seis veces el cepillo en cada área”.

VISITA AL DENTISTA CON TIEMPO
Si los padres dudan de cómo realizar un cepillado correcto es ideal acudir al odontólogo y realizar las preguntas de lugar, puesto que como adulto del hogar será el ejemplo que el niño tendrá para aprender a cepillarse correctamente y en los horarios indicados.

HILO DENTAL
Por extraño que parezca a los niños también se les debe enseñar a utilizar el hilo dental, debido a que este es el que se encarga de limpiar esas áreas donde el cepillo no llega. “Esta parte la debemos realizar los padres, ya que, hasta los nueve o 10 años, un niño no tiene la capacidad motora para hacerlo por sí solo. Es recomendable utilizar los hilos dentales que vienen con sostenedor ya que son menos complicados para los pequeños”, resalta.

 FORMACIÓN DE CARIES
Observar en un niño de dos años caries es algo triste y de mucha preocupación.

En la mayoría de los casos sucede por falta de información en las personas que cuidan a los niños, así como en la cantidad de alimentos dañinos que ingieren.

 Entre las razones por las que se forman las caries dentales la doctora manifiesta cuatro: 

BESAR A LOS NIÑOS EN LA BOCA: aunque es una muestra de afecto, no deja de ser mala práctica. “Los adultos tenemos bacterias específicas en la boca que transmitimos a una boca virgen como la de los niños al realizar este acto”.

 SOPLAR LA COMIDA: “Tenemos muchos hábitos que no son saludables para los niños y con esta acción también se le pueden transmitir bacterias”. Por lo general estas dos formas son la primera transmisión vertical más común y peligrosa de caries dental.

 FALTA DE HIGIENE: como se mencionó más arriba es importante mantener la limpieza bucal en cada etapa de desarrollo dental de los niños, para contribuir a que no se formen caries.

 INGESTA DE AZÚCARES Y CARBOHIDRATOS: Los dulces, refrescos, galletas y demás variantes son de los principales causantes de esta enfermedad. En su mayoría son los padres que saturan a los pequeños de estos productos solo por complacerlos o tranquilizarlos. “Los niños siempre están expuestos al consumo de dulces, pero lo mejor es que los padres sean los que regulen y enseñen a los niños que se debe ingerir una sola vez, pues el problema está en que se ofrece uno ahora, otro más tarde, otro mañana, y ahí es que está el error”, concluye.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre