Listin Diario Logo
19 de noviembre 2019, actualizado a las 09:45 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida viernes, 31 de agosto de 2018

CARDIOLOGÍA PARA TODOS

Hipertensión arterial

  • Hipertensión arterial

¿Existen diferencias entre el hombre y la mujer?
La hipertensión arterial es una enfermedad crónica caracterizada por un aumento continuo de los niveles de presión sanguínea por encima de los límites considerados óptimos, lo que aumenta el riesgo de  enfermedades cardiovasculares como son el infarto al miocardio y el evento cerebrovascular.  

La hipertensión arterial es más frecuente en hombres que en mujeres, pero después de la aparición de la menopausia, la prevalencia de esta enfermedad aumenta con rapidez en las mujeres y supera a la de los hombres.

Esto es así porque mientras la mujer se encuentra en edad fértil existen unas hormonas llamadas estrógenos que sirven como protectoras ante las enfermedades cardiovasculares. Estas van a disminuir notablemente luego de la aparición de la menopausia y por ello tienen mayor riesgo de padecer enfermedades como la hipertensión arterial después de los 50 años.

Por lo tanto el aumento de la presión arterial que tiene lugar en las mujeres tras la menopausia se debe fundamentalmente a estos cambios hormonales, unido también a otros factores que la acompañan como el aumento de peso, alimentación inadecuada y la inactividad física.

En el caso de las mujeres más jóvenes la presión arterial puede aumentar por causas como el uso de anticonceptivos hormonales, el desarrollo de hipertensión durante el embarazo y enfermedades de la glándula tiroides. Por otra parte en los hombres es importante destacar el efecto sobre la presión arterial que ejerce el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol, bebidas energizantes y estimulantes sexuales, que aumentan el riesgo de hipertensión arterial.

Es importante tener en cuenta que independiente del sexo deben tomarse medidas para la prevención de la hipertensión arterial como son alimentación sana, baja en sal y grasas, limitar el consumo de alcohol y evitar el tabaco, realizar actividad física, mantener un peso adecuado y visitar a su médico, ya que el diagnóstico temprano y cambios simples y saludables en su estilo de vida pueden prevenir que la presión arterial alta dañe gravemente su salud.

Dra. Cleisy Galva Mejía
Cardióloga
Asociación Instituto Dominicano de Cardiología