Listin Diario Logo
03 de diciembre 2021, actualizado a las 06:06 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida martes, 14 de marzo de 2017

Educación

Aprendizaje-servicio: un desafío para la educación

  • Aprendizaje-servicio: un desafío para la educación

    Resultados. La universidad de Navarra recomienda que el aprendizaje-servicio se incorpore de manera gradual y dosificada, en función de estudios y de análisis de sensibilidades de los diferentes contextos académicos para resultados continuos.

  • Aprendizaje-servicio: un desafío para la educación
Santo Domingo

Cuando la educación es experiencial los estudiantes aprenden más y mejor. Eso lo han podido constatar las autoridades de la Universidad Iberoamericana (UNIBE) a través de su programa de Aprendizaje en el Servicio.

Rubén Darío Gómez, encargado de la Oficina de Servicio Comunitario, asegura que el estar en contacto con personas o realizar alguna actividad cuyo fin sea mejorar la vida de los seres humanos permite aprender sirviendo a los demás.

Explica que ese acercamiento lo consiguen a través de iniciativas que forman parte de las asignaturas y que asumen la naturaleza de la carrera en cuestión. Por ejemplo, campañas de donación de sangre para aumentar la reserva en los hospitales, jornadas de reforestación, limpieza de playas y ríos, talleres formativos, campañas de comunicación para las ONG, talleres de emprendimiento social, jornadas de asistencia legal gratuitas, entre otras acciones que repercutan en el bienestar de la comunidad, la sensibilización de los estudiantes de la casa de altos estudios y la puesta en práctica de lo que aprenden en las aulas en contextos reales.

“Cuando los estudiantes realizan estas actividades desarrollan más habilidades sociales, organizativas y comunicativas. Además de que crecen en empatía, aumentan su capacidad de iniciativa, y asumen una mayor responsabilidad ciudadana”, considera Gómez.

Entiende que, para desarrollar esta estrategia es importante que haya una alianza entre escuelas, comunidades e instituciones sociales que favorezcan el fortalecimiento de este proyecto social. Los docentes deben formarse en la técnica de Aprendizaje en el Servicio para asegurar su efectiva implementación.

Resalta: “El proyecto educativo de aprendizaje-servicio que se desarrolla mediante el programa Servicio Comunitario, tiene como finalidad social hacer que los alumnos que desarrollen estos compromisos se conviertan en mejores ciudadanos”.

Modelo educativo de actualidad
Para Gómez, la pedagogía del siglo 21 establece que los niños y jóvenes son ya los ciudadanos del presente, capaces de proveer cambios en su contexto. “Y precisamente las actividades de servicio a la comunidad constituyen uno de los métodos educativos más eficaces, ya que los estudiantes aprenden mejor si encuentran sentido, y utilidad social a aquello que estudian”, reflexiona.

Las consideraciones de Gómez son corroboradas por Adela Cortina, quien dice que el aprendizaje-servicio (A-S), no es sólo una metodología educativa, sino también una estrategia de desarrollo local que fomenta y fortalece el capital social de las comunidades.

“Lo hace porque crea redes, porque consolida los valores de la comunidad y porque aumenta la confianza entre los actores sociales y educativos de territorio. El aprendizaje-servicio posibilita en los alumnos la reflexión y el pensamiento crítico por la responsabilidad social. Además de que se fomentan competencias cívicas que tienen que desarrollar todos nuestros alumnos para ser buenos profesionales y buenas personas”, puntualiza.

Cortina argumenta que el aprendizaje-servicio siempre está ligado a planes de estudio, a asignaturas curriculares y que siempre se desarrolla dentro de un programa de estudios.

“Se puede incorporar a cualquier asignatura, optativas, obligatorias, trabajos de gratis, así como oferta que haga la propia facultad. Un alumno universitario que participa en experiencias de A-S desarrolla dos aspectos: por un lado con la dimensión de servicios realiza competencias profesionales, y por el otro importantiza la necesidad de contar con socios comunitarios”, explica.

Informa que la universidad de Navarra recomienda que el A-S se incorpore de manera gradual y dosificada, en función de estudios previos y de análisis de sensibilidades de los diferentes contextos académicos para que los resultados y los procesos sean los adecuados, y permitan su continuidad.

Responsabilidad social
El académico destaca que la incorporación de este nuevo modelo de aprendizaje en el currículo de Unibe obedece al interés de sus autoridades en ofrecer una educación superior de alto nivel basada en un compromiso social, cuyos resultados se observen en la buena función de los profesionales que forman en sus distintas carreras.