Listin Diario Logo
21 de octubre 2020, actualizado a las 08:44 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida jueves, 23 de febrero de 2017

Clase

El valor de la etiqueta

'El Mejor Ciudadano ¡soy yo!' es un programa para infantes de siete a 12 años, ideado por Jacqueline Viteri con miras a enseñales a los participantes a ser mejores ciudadanos.

  • El valor de la etiqueta
  • El valor de la etiqueta
  • El valor de la etiqueta
Walkiria Saldaña
walkiria.saldaña@listindiario.com
Santo Domingo

Los niños y las niñas son enviados con regularidad a diversas actividades extracurriculares como baile, canto, deportes, entre otras. Sin embargo, algunos padres no sacan el tiempo para enseñar a sus hijos los valores cívicos que se han perdido con el tiempo.

Las clases de etiqueta y protocolo siempre han sido relacionadas con la enseñanza de buenos modales y comportamientos. Por ejmplo, cómo saludar, sentarse a la mesa, usar debidamente los utensilios para comer, entre otros detalles que sirven para crear una buena imagen ante los demás, pero la realidad es que a través de este tipo de enseñanza es posible educar al infante más allá de ello.

El ambiente actual en el que crecen los niños y las niñas del país lleva a reforzar las normas de conducta, valores cívicos, así como a enseñarles sus derechos y deberes dentro de la sociedad en que se desarrollan. Esto sin dejar de lado cómo deben comportarse en distintas situaciones, tomando como base los valores como el respeto, la honestidad, responsabilidad, cooperación y solidaridad, solo por mencionar algunos.

Con frecuencia las personas expresan que se necesita un mejor país. Ante esta realidad surgen algunas interrogantes: ¿Qué estamos haciendo para tenerlo?, ¿qué podemos hacer desde el hogar? y ¿cuál es la base para hacerlo? La respuesta puede ser una sola: educar a los hijos para que las nuevas generaciones conozcan mejor sus derechos y deberes en la sociedad.

Es por este motivo que la experta en etiqueta y protocolo, Jacquelin Viteri pondrá en marcha el programa educativo ‘El Mejor Ciudadano ¡soy yo!’, a través del cual hace énfasis en los valores cívicos importantes para convivir en un país o una sociedad de manera armoniosa y para amar la Patria, respetarla y sentirse orgulloso de ella. “La Escuela de Etiqueta Jacquelin Viteri nace para enseñar a los infantes a pensar en comunidad, o sea, aprender a dejar un poco de lado el bien privado y pensar en el bien común.

Cómo comportarse para lograr un mejor país, aunque a esa edad quizás no se comprende, pero se le deben inculcar valores cívicos para que entiendan que este espacio, este país es de todos”, comenta la experta en una entrevista para LISTÍN DIARIO.

Sobre el programa

‘El Mejor Ciudadano ¡soy yo!’ será impartido en un curso-taller a finales de este mes y estará dirigido a menores entre siete y 12 años. Dispondrá de cuentos, dramatización y prácticas a través de las cuales se les enseñará de manera divertida los valores cívicos, como son: postura delante de la bandera al escuchar el Himno Nacional, así como orientarlos sobre en qué consiste el Escudo Nacional, cómo pueden ser mejores ciudadanos, entre otros temas.

Esos tópicos serán tratados en cuatro bloques: los modales, los valores, los saludos y los deberes.

Viteri, quien es graduada de la escuela ‘Protocol School of Washington’, institución considerada como líder mundial en etiqueta y protocolo, contará con especialistas invitados para compartir algunos de los temas con los niños y las niñas.

La especialista en etiqueta corporativa o empresarial expresa que quizás el programa se vaya un poco más lejos de la idea principal.

“Por eso lo describimos con una frase: ‘Cómo ser un buen dominicano’, pues serán tratados temas como el baile, haciendo énfasis en el merengue, así como otros tópicos que aporten a lo que queremos lograr”, dice.

Enfataiza que quieren rescatar también la forma de bailar, sobre todo haciendo hincapié en lo nuestro, que es el merengue. “Para eso tendremos con nosotros a una bailarina profesional. No será una clase de baile como tal, más bien algunos puntos claves de cómo bailar”, comenta.

Otro de los temas importantes que será tratado es la sonrisa, porque aunque parezca extraño, considera que en la sociedad actual la gente sale a la calle, y son pocos los que sonríen. “Necesitamos ciudadanos más tolerantes, porque en esa medida ayudamos con la convivencia y de esta manera tendremos mejores ciudadanos, y por ende un mejor país”.

Otros datos

Sobre la escuela, asegura Viteri que ha venido a llenar un espacio vacío que, al respecto se da en el país. “Aunque abrimos en diciembre, tenemos años trabajando con el tema de la etiqueta y la etiqueta corporativa a nivel de empresas y universidades, y han sido muy buenos los resultados obtenidos”, destaca.

Confiada en que a través de su nuevo proyecto, logrará contribuir a que República Dominicana tenga mejores ciudadanos, la educadora sostiene que su deseo es convertirse en una embajadora de los buenos modales. Con esta pretención es que ha creado la refererida escuela, especializada en Etiqueta Empresarial y Etiqueta Moderna.

Entre anécdotas de sus inicios y acercamientos con la etiqueta recuerda que: “Desde muy pequeña estuve en escuelas de etiqueta y protocolo. En un principio fue en cierta forma impuesto por mi madre, pero luego me fue gustando y ya de adulta estuve muy envuelta en el área de protocolo, pero mientras me desempeñé como Directora de Comunicaciones de la Suprema Corte de Justicia. Luego empecé a conocer sobre la etiqueta corporativa o empresarial y decidí irme a Washington a especializarme”.

Los resultados de sus estudios, hoy convertidos en conocimientos, no se han quedado ahí, sino que todo el país podrá aprovecharse de ellos, ya que Viteri quiere con su proyecto aportar a que el país tenga mejores ciudadanos.

Su perfil
Algo de su trayectoria

Jacqueline Viteri es egresada de la Escuela de Protocolo de Washington (Protocol School of Washington). En el país estudió en La Femme Elegante, del Instituto Dominicano Gregg y del Centro Cultural Hilda Kelly, de donde además fue profesora. Es conferencista internacional y colaboradora para varios espacios de radio. Tiene una Maestría en Comunicaciones y Periodismo, de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) en Miami y Licenciatura en Arte Publicitario de la Universidad APEC.