Listin Diario Logo
09 de agosto 2020, actualizado a las 01:12 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida martes, 06 de diciembre de 2016

Superior

Jóvenes líderes iberoamericanos

Este programa de becas lo conforman cada año 50 jóvenes que son elegidos por la fundación, luego de ser postulados por sus universidades y por poseer expedientes académicos destacados.

  • Jóvenes líderes iberoamericanos

    Participación. Grupo de estudiantes de diversos países que también han tenido la oportunidad de vivir la experiencia.

Pamela Marlenne Pérez Vizcaíno
Especial para LD
Santo Domingo

El liderazgo siempre se ha asociado a quien traza la pauta, a quien marca el camino, al que hace la diferencia o domina en un mercado. No podría estar más de acuerdo con todo esto. Pero de una manera muy personal, para mí el liderazgo abarca también otras cosas.

Luego de haber formado parte del programa de becas “Líderes del Mañana” de la Universidad Iberoamericana (Unibe), el cual me otorgó una beca completa para cursar mis estudios en Administración de Empresas Turísticas y Hoteleras, la palabra liderazgo fue adquiriendo un significado mucho más amplio.

Desde mi óptica, el concepto liderazgo incluye muchos aspectos. Entre ellos está el poseer capacidad de arrastre sin imponer, sabiendo escuchar e interpretar los distintos puntos de vista que tienen lugar dentro de un grupo, sin desestimar ninguno, y sobre todo tener el entendimiento necesario para encaminar a que todos converjan y luchen por un mismo propósito.

También se puede citar la importancia de saber compartir el conocimiento y los avances de manera abierta, teniendo como resultado admiración. Tomar acción es otro punto importante. Tener liderazgo es no tener miedo a lanzarse y ser el primero.

En cuanto a las cualidades que, desde mi punto de vista, debe reunir un líder, primero que todo debo mencionar la empatía, porque es imposible ser un líder si no puedes identificarte con las necesidades y situaciones de las personas que te rodean y ver las cosas desde su punto de vista, tratando a todo el mundo con igualdad y respeto.

Otra virtud es tener una actitud positiva que te permita sonreír y cantar en las dificultades, pues es en los momentos más duros en donde se pone a prueba la fortaleza de espíritu. Una actitud positiva contagia a quienes te rodean generando una sensación de confianza de que se seguirá trabajando hasta que las cosas mejoren.

Inconformidad es otra. Uno de mis chefs favoritos, Thomas Keller, decía en una entrevista: “No se trata de tener pasión, sino de poseer el deseo de ser cada día mejor cocinero”. Un líder debe ser un inconforme (visto desde un punto de vista positivo), no puede conformarse con alcanzar un objetivo, sino con llevarlo cada vez más allá para encontrarse en una mejora constante, manteniéndonos en la lucha por lograr lo extraordinario.

La Fundación Carolina auspicia cada año un programa de becas especial, un poco diferente a los que se conocen. El programa de becas Jóvenes Líderes Iberoamericanos lo conforman cada año 50 jóvenes iberoamericanos que son elegidos por la referida entidad luego de ser postulados por sus universidades y por poseer expedientes académicos destacados, con el objetivo de que formen parte de un programa de inmersión social en la realidad española y europea.

En su edición del 2014, la XII versión del Programa de Jóvenes Líderes Iberoamericanos, tuve la oportunidad de representar a mi universidad, Unibe. Los líderes estuvimos cumpliendo con una apretada agenda del 15 al 28 de junio, la cual incluyó las visitas a Madrid, Santiago de Compostela y Bruselas, sosteniendo reuniones con los entes políticos y sociales más importantes de España y Europa.

El formar parte de este programa tuvo un significado sumamente especial para mí, que definitivamente ha marcado un antes y un después en mi vida a nivel personal, profesional y laboral. Estar en contacto con mentes brillantes durante aproximadamente dos semanas, escuchar sus sueños, proyectos y logros alcanzados a tan corta edad, se convierte verdaderamente en una fuente de inspiración y empuje en la lucha de los propios.

((Varias vías, una experiencia
Tienen contacto con personalidades

El programa de becas no se limita a una sola área del saber, por lo que tuve la oportunidad de compartir con jóvenes de diversas profesiones, cada uno de ellos líder en su país de origen y destacado emprendedor.

Ser parte del citado programa fue sin duda una oportunidad para hacer ‘networking’, pues a raíz de esta experiencia guardo un contacto muy cercano con destacados profesionales de toda Iberoamérica.

El ser una exbecaria de la Fundación Carolina me convierte en una abanderada de esta maravillosa experiencia, la cual es a la vez una oportunidad de oro para todo aquel profesional deseoso de proyectarse a nivel internacional y vivir una experiencia multicultural única e inspiradora.