Listin Diario Logo
09 de diciembre 2019, actualizado a las 01:51 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida domingo, 10 de enero de 2016

Jonathan De Camps y sus fantasmas

  • Jonathan De Camps y sus fantasmas

    Los retratos los muestran en sus casas o sus trabajos, señalando que son personas como el resto.

  • Jonathan De Camps y sus fantasmas
  • Jonathan De Camps y sus fantasmas
Coralis Orbe
coralis.orbe@listindiario.com
Santo Domingo

En Estados Unidos hay fantasmas. Sí, es cierto, y no se trata de un mito urbano, sino de inmigrantes indocumentados que aportan con una economía en la que, “oficialmente”, no existen. Andan con el rostro pintado, y bajo esa pintura hay toda una historia de alguien que ha luchado y ha dejado su país en busca de un sueño y el porvenir económico de toda su familia.

Bajo este criterio, el joven publicista dominicano y radicado en Estados Unidos, Jonathan De Camps Medina, maneja en el país norteamericano el proyecto “Ghost In America”, el cual busca que los inmigrantes indocumentados creen conciencia en la ciudadanía para que sepan que ellos existen.

El rostro pintado es alusivo al Día de los Muertos y De Camps Medina, además de conocer las historias de los rostros que pinta, les hace una fotografía, con la que busca hacer una recopilación y crear un libro con 100 fotos para dar a conocer a esas personas que buscan un lugar en la sociedad norteamericana.

“Para el sistema de Estados Unidos los indocumentados no existen, es como si fueran fantasmas.

Busco que ellos se conviertan en personajes. Los retratos los muestra en sus casas o sus trabajos para dar a conocer que son personas como el resto, también se busca sensibilizar a la población para lograr el apoyo de una reforma migratoria”, explica De Camps Medina.

Fotografías de dominicano en Washington Heights

Según Jonathan De Camps Medina, el proyecto “Ghost In America”, ya tiene un año y ha recibido el apoyo de dos instituciones que trabajan con inmigrantes.

Actualmente ha trabajado en el Sur de la Florida, Nueva York y Nueva Jersey, pero su meta es, según comenta, llegar a otras localidades de Estados Unidos para ser una voz que logre un gran cambio.

Hasta el momento se han fotografiado personas del sur y centro del continente Americano.

“Los inmigrantes indocumentados son estudiantes, pequeños propietarios de negocio, profesores y activistas, cada uno trabaja hacia una mejor vida para ellos y sus familias”, sostiene.

Ver los rostros pintados, es ver personas transformadas en su propio mundo, en el que se conoce el entorno de su casa o trabajo, donde ellos nutren sus sueños y objetivos.

“Mis retratos usan una tradición cultural común en todas partes de América Latina -y cada vez más, en la cultura de pequeña explosión americana- para traer la conciencia a una población importante que en Estados Unidos, hasta ahora hemos fallado en reconciliar”, explica el publicista en su página web, Para junio de 2016 De Camps Medina presentará una exposición de fotografía en Washington Heights. 

Reforma migratoria
El pasado mes de octubre el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reivindicó la lucha por lograr una reforma migratoria en el país coincidiendo con el 50 aniversario de la Ley de Inmigración y Naturalización (INA, en inglés) rubricada por el expresidente Lyndon Johnson (1963-1969).

El Congreso de Estados Unidos no ha logrado un acuerdo para aprobar una reforma del sistema migratorio, pese a la insistencia de Obama y la presión de activistas y algunos grupos de legisladores.

En Estados Unidos cuanta con una población de 11 millones de inmigrantes indocumentados, de acuerdo a la organización sin fines de lucro American Progress.

Esta misma entidad resalta que en 2010 los inmigrantes indocumentados pagaron $11,200 millones en impuestos locales y estatales, “inyectándole una suma de dinero significativa a las finanzas locales y estatales”, de acuerdo a un estudio realizado en el 2011 por el Instituto de Tributación Fiscal y Política.