Listin Diario Logo
22 de octubre 2020, actualizado a las 12:53 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida martes, 23 de junio de 2015

SALUD

¡Las bacterias de sus manos!

Profesora toma impresión de la huella bacteriológica de la mano sucia de su hijo. Las imágenes son impactantes.

  • ¡Las bacterias de sus manos!

    Huella. Impresión de las colonias bacterianas en un plato con TSA de la mano del hijo de Sturm tras jugar en el jardín.

  • ¡Las bacterias de sus manos!
  • ¡Las bacterias de sus manos!
Ricardo Segura / EFE
Reportajes

Tasha Sturm, una técnico del laboratorio de microbiología en el Colegio Comunitario Cabrillo (www.cabrillo.edu), en California (EEUU), quería ofrecer a sus alumnos una prueba gráfica de la vida microbiana que esconden unas manos sucias y de la importancia de lavársela, así como del papel de las bacterias en nuestras defensas orgánicas ¡y vaya si lo ha conseguido!

Sturm efectuó sobre un plato de laboratorio una impresión de las bacterias presentes en la mano derecha de su hijo de ocho años y medio después que el niño jugara en el exterior de la casa, y obtuvo unas imágenes -que “valen por mil palabras”- de algunos de los invisibles habitantes de nuestro cuerpo.

Nuestras manos sin lavar están repletas de bacterias y lo expuso con sus fotografías en Microbe World (www.microbeworld.org), el portal en línea de la Sociedad Estadounidense de Microbiología (www.asm.org).

Al laboratorio
Lo primero que hizo Sturm fue pedir a su hijo que saliera al jardín y jugara un rato con el perro de la familia. Cuando el pequeño regresó a casa, le pidió que colocara la palma de su mano derecha sobre una placa de Petri, un plato esterilizado que se usa en los laboratorios.

En dicho plato, de 15 centímetros de diámetro, Sturm había vertido previamente agar tríptico de soja o TSA, una sustancia que se utiliza como medio de cultivo y crecimiento de microorganismos.

Después de que la palma de su hijo hiciera contacto con el TSA, la profesora del Colegio Cabrillo cubrió la placa de Petri, y la introdujo en una incubadora a la temperatura del cuerpo humano (alrededor de 37 grados centígrados) durante un día y, a continuación, dejó la placa a temperatura ambiente (unos 22 grados centígrados) durante algunos días más.

“Al cabo de una semana en la que la flora bacteriana se desarrolló, protegida de las contaminaciones biológicas externas, emergió el dibujo de una palma humana compuesta de lo que parecían flores de colores, rojo, rosa y amarillo, correspondientes a distintos estafilococos, micrococos y serratias”, según Sturm. “Este colorido ‘jardín’, que técnicamente se denomina huella bacteriológica, es una impronta de los varios millones de bacterias que colonizaban la mano de mi pequeño”.

La mayoría de los gérmenes que se ven en las imágenes son bacilos, un grupo muy variado de bacterias, de los cuales las colonias blancas alrededor de las huellas dactilares son probablemente estafilococos; las amarillos micrococos; y las más rojizas pertenecen al género serratia.

Habitantes invisibles
La profesora Tasha Sturm explica algunos detalles de su trabajo microbiológico:

¿Qué actividades efectuó su hijo antes de tomarle la impresión?

Le pedí que manipulara algunas de sus cosas que estaban en el exterior, que diera de comer al perro, y que acariciara y jugara con el animal.

¿Le sorprendieron los gérmenes que encontró?

Todo lo que se observa en la placa es la flora normal que está presente en el cuerpo humano o en el medioambiente. Todos estos microorganismos se hallan habitualmente en la piel y, por lo general, no causan enfermedad. Mi hijo no tenía infecciones o cortes así que no hubo nada de que preocuparse.

¿Conoce qué tipo de bacterias se encuentran en la placa?

El gran remolino en la esquina inferior derecha es muy probable que sea un bacilo, que normalmente se encuentran en la tierra y del cual pueden verse otras colonias similares alrededor de la mano. Las colonias circulares blancas son, probablemente, estafilococos ‘spp’, que se encuentran normalmente en la piel, y las amarillas, naranja y rojas, posiblemente son micrococos serratia, que también se encuentran en la epidermis humana.

¿Qué espera que la gente aprenda de este trabajo?

La placa es una forma de mostrar a los estudiantes que los microbios están en todas partes y la belleza que existe en la microbiología. Respecto de los padres, a menos que sus hijos tengan un problema de salud y que necesiten una vigilancia especial, los adultos deben permitir que los niños se diviertan y ensucien, ya que es lo que necesitan para desarrollar un sistema inmunológico saludable. Esto no significa que deban renunciar a las prácticas básicas de higiene, como lavarse las manos con agua y jabón después de utilizar el baño y antes de comer.