Listin Diario Logo
08 de mayo 2019, actualizado a las 05:26 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida miércoles, 16 de julio de 2014
0 Comentarios

Turismo

Ecoturismo náutico en RD

  • Ecoturismo náutico en RD
    Potencial. El puerto de Santa Bárbara de Samaná.
  • Ecoturismo náutico en RD
  • Ecoturismo náutico en RD
Yaniris López
yaniris.lopez@listindiario.com
Santo Domingo

Desde que visitara República Dominicana por primera vez en 1992 -ha repetido el paseo en  varias ocasiones-, el director y productor de documentales de origen español José Pedro Estepa ha notado que el estilo de vida de sus habitantes no le hace honor a su condición insular.

Le extrañó entonces, y aún le extraña, que residiendo en una isla tan hermosa el dominicano viva prácticamente de espaldas al mar, sobre todo en lo relacionado a las actividades náuticas.

Como generalmente estas actividades son realizadas por la clase media y alta y por extranjeros, el comunicador visual, que además de producir documentales de corte social se dedica desde hace años a la navegación, considera que aquí hace falta popularizar los deportes náuticos.

“No es solo aquí. En muchos sitios la navegación es un deporte centrado en una clase media alta, pero los países intentan compensar esto con clubes, subvenciones e iniciativas que generen una cultura náutica”.

Opina que la base de esa cultura puede ser la navegación a vela, porque además de ofrecer diversión a través de ella se puede crear conciencia marina, de la navegación y del respeto por el mar y sus recursos.

“La vela es más respetuosa con el mar que los barcos de motor y las motos de agua, que hacen ruido y provocan contaminación acústica”, dice Estepa.

Por ello considera que en República Dominicana debería hablarse más de ecoturismo náutico, de sacarle más provecho a los ríos y costas, como hacen muchos otros países, más allá del turismo convencional.

“Ahí tienen a Samaná, una joya de la naturaleza; el Parque Nacional del Este, que tiene atractivos espectaculares;  y un Sur tremendo e interesante”.

El ecoturismo genera una conciencia de sostenibilidad, de reconocimiento y de rescate de la economía local, expresa.

“Los pescadores se pueden implicar en proyectos en los que conocer la pesca sea interesante para los turistas, igual que conocer las costumbres tradicionales sobre cómo se cultiva y se pesca en la localidad. Hay una gastronomía rural interesantísima que puede aprovechar el ecoturismo”.  

Este tipo de ecoturismo, en el que la comunidad se encarga de promover y regentar sus recursos, ya se realiza en muchos puntos del país, promovido especialmente por los clústers y centros ecoturísticos de las provincias costeras.

Sin embargo, Estepa considera que hacen falta más escuelas de vela que fomenten la navegación y la apertura hacia el mar.

Y hace falta, también, una buena guía náutica de la isla, un inventario que contemple desde los principales atractivos hasta los problemas del litoral, una especie de diagnóstico, un plan estratégico de ecoturismo náutico que reivindique ese litoral.

“Cuando veas en un puerto deportivo varios jóvenes arreglando su velero viejo con la misma ilusión que arreglan su jeepeta vieja es que el sector náutico está vivo, porque está en mano de la gente popular, es decir, cuando la gente pueda comprar una embarcación sencilla y rodarla al mar”.

República Dominicana cuenta con 1,576 kilómetros de costas.

CON PROYECTOS PARA DESARROLLAR EN RD
En Santo Domingo, José Pedro Estepa repartirá su tiempo entre el mundo audiovisual, la navegación y el proyecto náutico de Discovery Sail (www. discoverysail.com). Le encantaría, además, trabajar temas para la televisión local. Licenciado en Ciencias de la Información, Estepa realiza documentales desde los 21 años. Entre los más de 60 documentales realizados figuran “Hombres”, “Infancia rota” y “Huellas de chapapote” (sobre el desastre ecológico del Prestige).

UN PROYECTO DE CHÁRTERS
Según José Pedro Estepa, Santo Domingo es muy hermético en cuanto a abrirse al mar.

“Pero la náutica tiene que ser vista, debe ser saboreada por la gente, hay que popularizarla, hay que abrirla”, opina.

Así que, aprovechando que decidió tomarse un año sabático en el trabajo de los documentales, hace siete meses desembarcó aquí con la idea de iniciar un proyecto de chárters náuticos (alquiler de veleros) en las costas dominicanas.

Un poco al estilo del Mediterráneo, dice Estepa. “La idea es ofrecer un servicio completo, ‘VIP’, una oferta temática en el sector, algo más que hacer una excursión con mucha gente y con música a todo volumen”.

Estepa propone realizar recorridos de bajo impacto ambiental y en el territorio en los que, además del paseo en barco, el usuario pueda disfrutar de deportes acuáticos como el submarinismo y el kitesurf o hacer rutas ecológicas para conocer la fauna y la vegetación del litoral.  

“Es un poco buscar las posibilidades del desarrollo náutico en República Dominicana e incrementar el interés y la demanda del turista por la sostenibilidad. El valor eco ya no es una quimera; la gente está dispuesta incluso a pagar por él más que en otro momento de la historia”.

Discovery Sail es el nombre de la compañía con la que José Pedro Estepa invita a vivir estas experiencias náuticas a bordo de un catamarán o de un barco de dos quillas.

Ya han realizado varios recorridos por las zonas de Los Haitises y del Parque del Este en los que han participado extranjeros y dominicanos.

Hay oferta y demanda
La crisis que atraviesa España ha afectado a las empresas que se dedican a los charters náuticos. Además, señala José Pedro Estepa, la temporada náutica en España es muy corta, pues solo se trabaja con intensidad los meses de junio, julio, agosto y algo de septiembre.

“Como aquí la temporada se extiende prácticamente todo el año, hay una apuesta: ¿Por qué no intentar traer a trabajar a República Dominicana los barcos europeos que en estos momentos están en desuso,  aprovechando que aquí la temporada es más larga y aprovechando también la crisis de los propietarios? Esa es la idea”.

Estepa  sostiene que el ecoturismo tiene mucha demanda internacional gracias a que hay gente con mucha sensibilidad dispuesta a pagar por él.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña