Listin Diario Logo
20 de septiembre 2021, actualizado a las 12:13 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida domingo, 02 de marzo de 2014

ARTES PLÁSTICAS

‘El peso y la levedad’

Inspirada en la obra de Milán Kundera, Ángel Rivera presenta en el MAM una muestra cuyo contenido, en conjunto, es una oda a la comunicación visual, la tecnología y la interpretación literaria.

  • ‘El peso y la levedad’

    La exposición transmite un discurso eminentemente existencial, comenta Rivera. “Son entornos de soledad, de cierta tristeza. Hay una serie de códigos que, independientemente del concepto, pueden ser interpretados por quienes no conocen la obra de Kundera”. Arriba: “La magia de la nostalgia”.

  • ‘El peso y la levedad’
Yaniris López
yaniris.lopez@listindiario.com
Santo Domingo

Traducir a un lenguaje visual la concepción filosófica de la existencia plasmada por el escritor checo Milán Kundera en la introducción de su celebrada obra “La insoportable levedad del ser” (1984) es un ambicioso reto. ¿Se imaginan expresar en el mismo retrato el antagonismo del peso y la levedad? ¿Hacer visibles en el mismo espacio la ingravidez de la vida y del pensamiento y la pesada carga que mantiene al ser humano a ras de tierra? Al artista dominicano Ángel Ricardo Rivera le tomó un año conseguirlo de la mano de recursos que, en conjunto, forman una mezcolanza entre el arte visual, la tecnología, la literatura y las experiencias personales.

Ilustrador, diseñador gráfico, publicista y fotógrafo, si alguna vez Rivera pensó conjugar en un solo trabajo los recursos artísticos de sus múltiples habilidades lo ha conseguido con El Peso y la Levedad, la exposición que inauguró el pasado martes en el Museo de Arte Moderno (MAM).

Su gran aliada, en este trabajo, ha sido la fotografía intervenida. “Una fotografía descompuesta; destruida y compuesta a la vez, que se destruye y se construye para conseguir un mensaje específico. El artista está buscando a dónde llegar y es libre de escoger una o varias fotografías hasta conseguir ese mensaje”, lo explica Rivera.

¿Qué muestran los cuadros? Paisajes, cuerpos humanos, cuerpos de agua, nubes, piedras, arena, ramas, aves, suelo, sábanas al aire, danzas... Imágenes, como dice el artista, que por ser cotidianas, personales e íntimas “imprimen lirismo a nuestra trayectoria de vida de un presente indetenible, de un pasado inexistente, sin entrar en teorías de alfabeto o argumentos existenciales. Solo la imagen”. Imágenes, sigue, “que unas veces son ligeras, etéreas, como la sábana ingrávida, y otras, por el contrario, nos derriban en llanto contra la tierra por su insoportable peso”.

Se vale interpretar
El título de cada obra invita a descifrar su contenido, a interpretar esos conceptos a los que Kundera hace alusión cuando se refiere al peso y a la levedad: “El pensamiento, la carga más pesada”, “A ras de la tierra…”, “El mito del eterno retorno”, “Ausencia absoluta de carga”, “la carga más pesada nos destroza”, “insoportable levedad”.

Una vez inicia el juego visual, los contrastes del discurso son fáciles de comprender: la levedad de la nube que se pasea frente a las paredes macizas de la Catedral Primada; la chichigua que yace desbaratada en el pavimento tras un vuelo de gloria surcando los cielos; el cuerpo tragado por la arena, el ligero torbellino de los tiempos de crisis… ¿Cuáles detalles forman parte de la fotografía original y cuáles han sido introducidos? Aunque el observador intentará desenredar la foto, al final no se trata de que la fotografía no parezca intervenida.

“Esto ya no es arte fotográfico, sino comunicación visual. Hay un momento en que la fotografía desaparece y se convierte en comunicación. Lo que menos pretende el artista es ser fotógrafo. Él ha utilizado la fotografía como eje central, pero aquí lo que hay es un discurso formal dirigido, construido con un propósito, que es comunicar”, expresa Rivera.

En esta exposición, dice la crítica de arte e historiadora Sara Hermann, Rivera “compone un mundo de espacios imaginarios donde la certeza de las coordenadas geográficas tiene poca importancia”. “El lugar cataliza, pero no determina”, escribe la curadora. 

((Narrativa
Discurso visual

En El Peso y la Levedad, incluso el formato de las obras cumple una función visual: son cuadradas. Catorce de las 15 láminas miden 44 x 44. “El concepto del cuadrante es interesante. A nivel tecnológico, digital, cuando se representan las imágenes en el media, estas son cuadrantes. Y cuando trabajas con un solo formato le das cierta uniformidad al discurso, porque el hilo conductual de la narrativa se mantiene coherente”, opina Rivera.