Listin Diario Logo
17 de noviembre 2018, actualizado a las 12:54 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC31ºC
La Vida domingo, 04 de noviembre de 2012
0 Comentarios

LIBRO

¡Hola, vejez!

LA NUEVA CAMPAÑA DE LA FUNDACIÓN MANOS ARRUGADAS ES UNA GUÍA PARA VIVIR MUCHOS AÑOS, UNA INVITACIÓN A DISFRUTAR LA VEJEZ

  • ¡Hola, vejez!
  • ¡Hola, vejez!
  • ¡Hola, vejez!
  • ¡Hola, vejez!
Yaniris López
yaniris.lopez@listindiario.com
Santo Domingo

“¡Hooola, vejez! Guía para vivir muchos años” es la campaña que promueve la Fundación Manos Arrugadas (Fundama) este 2012. Se trata de un libro de consulta, tamaño media página, que ofrece orientación al público joven, adulto y adulto mayor acerca de los cambios fisiológicos, mentales, cognitivos y sociales a los que se enfrentan las personas de edad avanzada.

Gianni Paulino, presidenta de la fundación que desde 2006 procura mejorar la calidad de vida de los envejecientes en República Dominicana, dijo a LISTÍN DIARIO que toda la vida se ha visto la vejez como sinónimo de pérdida, de dependencia, de enfermedad y de improductividad. 

“No queremos llegar a esa edad. Nos hacemos todo tipo de procesos estéticos y nos ejercitamos, no por tener salud, sino porque no nos queremos ver viejos, pero cuando persistes en un pensamiento de lo que no quieres ser, le estás poniendo fuerza y solo crearás más de lo mismo, y entonces envejecerás tal como no quieres verte”, afirma Paulino. 

Como las personas concentran energías en eso que no quieren ser, es decir, viejos, improductivos, dependientes y enfermos, “¡Hooola, vejez!” comienza  con un trabajo de “coaching” para que el lector trabaje los procesos mentales y emocionales de los adultos cuando llegan a la senectud. 

Según la comunicadora, si los adultos mayores en República Dominicana y en el mundo fueran personas productivas, exitosas, sonrientes, saludables, con un arsenal económico y además se les reconociera su condición, la realidad fuera totalmente diferente. 

“Si así fuera, todos quisiéramos llegar a viejos para ser productivos, para ser reconocidos y sobre todo para disponer del tiempo que ahora no tenemos. Si lo visualizas así, dirás: ‘Bueno, ahora puedo despertarme a la hora que quiera, no tengo por qué criar hijos, puedo viajar por el mundo y dedicarme a correr maratones porque estoy fuerte y soy saludable. Entonces ya no verías la vejez como una visita permanente al médico, sino como una visita permanente a los centros de recreación y a los lugares que no conociste”.

Esa es, dice Paulino, la visión que Fundama quiere transmitir, por lo que sugiere a la población trabajar las creencias actuales para modificar el futuro. 

“En la medida en que modificamos nuestras creencias modificamos nuestro futuro. Si crees que ser viejo es ser achacoso o una carga para tu familia, en eso te vas a convertir, hay que comenzar a ver diferente lo que es la vejez”.

La guía está dirigida a los adultos, a los que tienen que cuidar de sus padres envejecientes, a quienes se preparan para vivir esta etapa y a los jóvenes, “para que entiendan que pueden construir una vejez productiva para sus vidas”.

Entre otros temas, el texto orienta sobre los problemas fisiológicos y los cambios emocionales que ocurren con la edad, la llegada de los nietos, el manejo de la depresión senil y de la soledad, la nutrición, el baño, la movilidad, la seguridad y la comunicación con los ancianos.

Admitirlo y ser feliz
“No podemos abstraernos de que vamos evolucionando y que no somos los mismos a los 30, a los 50 o a los 70. Hay que admitirlo. Pero parte del proceso no es admitirlo para tirarme y no hacer nada, es todo lo contrario. Se trata de cómo puedo aprovechar esta etapa de mi vida para ser feliz”, dice Paulino.

Sin embargo, asegura, la vejez no se construye cuando ya se es viejo, sino ahora, “porque cuando nuestra población envejeciente se triplique en el 2050, somos todos nosotros los que tendremos 80 años”.  

Parte del trabajo de Fundama, dice Paulino, es orientar para que la gente reciba la vejez “como algo chulo, con la actitud de: ‘qué bien, voy a tener nietos, voy a tener  tiempo; ya trabajé, me esforcé, ahora hay que disfrutarlo”. 

(+)
PROYECTO “DULCES MANOS”

Manos Arrugadas trabaja todos los años una campaña de concientización en la que involucran a la población. Este año, junto con la guía “¡Hooola, vejez!”, presentaron el Proyecto “Dulces Manos”.

“Son dulces exquisitos, frescos, bajos en azúcar, sin aditivos ni preservativos, hechos por abuelos y abuelas con un mensaje de concientización al revés del envase”, dice Gianni Paulino.

Con estos dulces (disponibles por petición y en puntos exclusivos), Fundama espera recaudar fondos para las actividades de ayuda que realiza en los ancianatos de país.  

Los ejemplares de “¡Hooola, vejez!” se pueden conseguir gratis en Fundama (809.227.8800). La idea, dice Paulino, es que llegue a los dispensarios médicos, tiendas por departamentos y laboratorios. 

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre