Listin Diario Logo
23 de julio 2019, actualizado a las 08:46 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida miércoles, 27 de abril de 2011

DESARROLLO

La otra cara de La Zurza

  • La otra cara de La Zurza
    Limpieza y recolección. En el programa comunitario de manejo de desechos participan alrededor de 89 técnicos.
  • La otra cara de La Zurza
  • La otra cara de La Zurza
Yaniris López
yaniris.lopez@listindiario.com
Santo Domingo

Hace ya varios años que el barrio capitaleño de La Zurza está cambiando para bien. Y si algo le duele a sus moradores es que el resto de la ciudad no lo haya notado y que se le siga considerando una zona urbana marginada y peligrosa.

En este cambio positivo participa una institución: la Fundación de Saneamiento Ambiental de La Zurza (Fundsazurza), compuesta por 19 organizaciones del barrio en el que viven alrededor de 40,000 personas en 1.6 km2 atravesados por 6 cañadas, una de ellas la famosa cañada del Diablo. Otra referencia del lugar es su popular mercado y sus característicos límites: La Zurza tiene al río Isabela al norte y está rodeado por los barrios Capotillo, Cristo Rey y Villas Agrícolas.

Germán Herrera, director ejecutivo de Fundsazurza, dice que la institución forma parte de una experiencia de trabajo que comenzó hace más de 20 años, antes de constituirse en fundación y como parte de un programa de desarrollo integral que buscaba mejorar la calidad de vida del barrio. La institución ha implementando programas de salud, de mejoramiento físico ambiental, de apoyo juvenil, de generación de ingresos y de manejo de residuos sólidos.

Manejo de residuos
El interés de la fundación es que los beneficios de todos los proyectos sean para la comunidad. Así, en el programa comunitario de manejo de desechos participan alrededor de 89 técnicos que recogen la basura en carretas, por ser, señala Herrera, de los pocos medios de transporte que penetran en el interior del barrio.

El trabajo de recolección de basura domiciliaria y de residuos sólidos tanto en el mercado como en las áreas urbanas lo ejecutan en alianza con el Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN), que les paga 20 dólares por cada tonelada de basura depositada en la estación de transferencia.  

“Tenemos una tirada promedio diaria de 150 toneladas. Estamos negociando con el ayuntamiento un nuevo contrato porque 20 dólares es muy poco en relación con los 42 dólares que les pagan a las compañía grandes. Estamos negociando con ellos para que nos paguen 25”, indica Herrera.

Con el dinero que reciben por la recolección que, según la Fundación, llega atrasado e incompleto, Fundsazurza sostiene los programas sociales que benefician a la comunidad. La deuda del Ayuntamiento, informa, alcanza los 16 millones y los obliga a retrasar los programas sociales y el paso a los camioneros locales que prestan sus vehículos a la organización.

“Nuestra misión es producir un cambio en la mentalidad de la población a través de la educación ciudadana en el manejo de los desechos sólidos”, explica Herrera.

Para Juan Candelario, encargado de Aseo de la fundación, el barrio agradecería que los medios de comunicación resaltaran el trabajo positivo que hacen los comunitarios. Si los medios colaboran y los moradores ven que se está trabajando, más se integrará la comunidad a los proyectos, asegura Candelario.

“A las 6 de la mañana ya estamos en pie con los camiones, carretillas, recolectores y barredoras. Eso no lo hace ningún ayuntamiento”, dice.

PROGRAMAS SOCIALES
Fundsazurza ofrece asistencia de salud y apoyo alimenticio a personas mayores y apoya un club de madres; mantiene 14 unidades de educación inicial para niños entre tres y seis años y fomenta la cultura, los deportes y la ecología. Jóvenes emprendedores integran una promoción que trabaja en la prevención de drogas y violencia.

“La Zurza ha mejorado. Era una zona muy difícil, pero la gente percibe que hemos tenido un cambio en la calidad de vida que se muestra en los programas de salud, en la disminución de la violencia y en la asistencia social”, dice Germán Herrera.  Otra gran labor que resalta Robinson García, encargado de Saneamiento Ambiental de Fundsazurza, es el programa de salud y fumigación. “Somos uno de los pocos barrios donde no se ha dado incidencia de dengue, malaria o leptospirosis. Tenemos nuestro propio equipo de promotores que da asistencia a la población; si se detecta algún caso, inmediatamente este programa brinda asistencia”, indica. La brigada trabaja hoy en la prevención del cólera y fumiga todas las semanas un sector del barrio.