Listin Diario Logo
19 de enero 2022, actualizado a las 06:14 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida domingo, 12 de septiembre de 2010

SALUD

La incontinencia urinaria es un problema común

ELIMINAR EL TABÚ EN TORNO A ELLA PERMITIRÁ QUE QUIENES LA PADECEN BUSQUEN UNA AYUDA

  • La incontinencia urinaria es un problema común
    Apoyo. La incontinencia no tiene que aislar al paciente. Es tratable y hay productos para sobrellevarla.
Li Misol
li.misol@listindiario.com
Santo Domingo

Tener escapes de orina es una situación incómoda, pero también frecuente. Aunque muchas personas relacionan la incontinencia urinaria con la edad avanzada, cometen un error; este problema puede darse en cualquier momento de la vida, pero también puede ser tratado con éxito y resuelto del todo si se acude al médico enseguida. Además, en el mercado ya hay productos especializados que ayudan a sobrellevar el problema.

Zeidy Parra de Cabrera, especializada en geriatría y gerontología, explica que si bien es cierto que la incontinencia urinaria suele aparecer comúnmente en a tercera edad, no es exclusiva de ésta. “Es un problema de salud, un síntoma que se asocia con muchas enfermedades a cualquier edad y debe dársele importancia”, detalla. Afecta sobre todo a la población femenina.

Diagnóstico
La incontinencia urinaria es más frecuente en la mujer por su anatomía. “La estructura anatómica de la mujer en su aparato genito- urinario es distinta a la del hombre y sufre más con el paso del tiempo, los cambios hormonales, el embarazo, los partos… todos estos aspectos en distintas etapas hace que esa anatomía -que es más frágil- sufra las consecuencias”, explica Parra.

Debido al tabú que genera, el padecimiento no se diagnostica.

Pasa desapercibido porque el paciente no va al médico debido a la vergu¨enza de externar lo que le ocurre y termina viviendo así por años, en gran aislamiento y soledad debido a que deja de hacer sus actividades cotidianas por temor a tener pérdidas en la calle.

Información útil
La incontinencia implica la pérdida de cualquier cantidad de orina. Puede ser leve, moderada y total o severa.

“Leve son pequeños escapes o goteos de orina transitorios u ocasionales; moderada implica una pérdida mayor, que empapa la ropa interior y el pantalón y la severa es la pérdida total, sin control de esfínteres”, detalla la geriatra.

Las causas son múltiples. En la mujer joven los embarazos pueden facilitar pérdidas de orina porque al crecer el feto comprime las estructuras de sistema genitourinario.

En el postparto, las estructuras se debilitan acarreando una incontinencia transitoria tratable con ejercicios, por eso hay que acudir por ayuda. Ya en la madurez la condición tiene múltiples causas.

Parra comenta que hay un impacto de la historia de embarazos y partos, la falta de estrógenos por la menopausia, pero también el propio envejecimiento debilita la estructura de la pelvis.

En hombres la incontinencia es menos frecuente en la juventud, pero con la edad hay factores como “la hiperplasia prostática benigna, que causa obstrucción en la uretra”, dice la experta. Inciden además el cáncer de próstata, estrechez uretral, contractura del cuello vesical, cáncer o disfunción de vejiga, masas pélvicas o infecciones urinarias.

En los niños se produce una incontinencia llamada enuresis nocturna. Se trata de la pérdida involuntaria de la orina durante vigilia o sueño después de los cuatro años de edad.

Tipos
La incontinencia puede ser aguda o crónica. La primera debe llamar la atención. La experta comenta que cuando la incontinencia urinaria se presenta por primera vez de manera súbita es en los envejecientes, “una alerta de algún problema médico”.

Puede tratarse de infección urinaria, estreñimiento severo, algún problema neurológico, neumonía, lesión medular o traumas.

La crónica, que aparece después de un mes de incontinencia, obedece a varias causas y hay cuatro tipos. Está la de esfuerzo, que puede ocurrir cuando se tose, ríe o al cargar algo pesado. La incontinencia de urgencia, la incontinencia mixta y por rebosamiento.

Consecuencias
El padecimiento no es nuevo, pero como no se diagnostica y la gente no busca ayuda, “vemos pacientes deprimidos, que se retiran de sus actividades habituales.

Hay una incidencia importante de depresión, aislamiento y soledad, cuando la causa que es totalmente corregible y es posible ayudar al paciente”, dice Parra.

 PARA MEJORAR LA SITUACIÓN
Romper el tabú en torno a la incontinencia urinaria permite crear consciencia. Empecemos por conocer productos que ayudan a sobrellevarla. Uno de ellos es Tena, primera toalla especialmente diseñada para contener los escapes de orina.
Leiko Ortiz, representante del producto, explica que la toalla es distinta a la sanitaria por su absorción más rápida, que evita el retorno de la orina. Además tiene control de olor.

Hay distintas presentaciones según la necesidad. Conocer más En el seminario gratuito “Súmale vida a tus años”, que organiza el Centro de Evaluación Integral para la Tercera Edad (Ceite), el 2 de octubre en el hotel Clarión se tratará el tema de la incontinencia y otros de interés en horario de 9:00 de la mañana a 2:00 de la tarde. Cupo limitado.