Listin Diario Logo
03 de diciembre 2021, actualizado a las 05:40 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida jueves, 25 de junio de 2009

PLANTA ANUAL ORIUNDA DE AMERICA

La flor del sol

ORNAMENTACIÓN. EL GIRASOL ES APRECIADO NO SÓLO POR SU VIBRANTE COLORIDO, SINO TAMBIÉN POR SU INTERESANTE MEZCLA DE TEXTURAS

  • La flor del sol
Jaclin Campos
jaclin.campos@listindiario.com

Santo Domingo.- Es una rubia americana espigadísima, viste de colores brillantes, no puede pasar inadvertida y le gusta tanto el sol que lo mira de frente durante todo el día. Es la planta de girasol, cuya alegre y enorme flor gira durante el día, de Este a Oeste, buscando la luz del astro rey. Favorita de personas alegres, optimistas y extrovertidas, esta flor tiene múltiples usos y se destaca por su utilización en decoración y floristería, a lo cual ha contribuido el cultivo de especies de distintas dimensiones y colores tan variados como amarillo, naranja, rojo y ocre.

Pero en la ornamentación, el girasol es apreciado no sólo por su vibrante colorido, sino también por su interesante mezcla de texturas. Su tallo, largo y grueso, tiene vellosidades; el centro de su flor es rugoso y sus pétalos, suaves como la seda.

“A los arreglos de flores eso les aporta mucho”, dice Amalia Cabral de Mera, de la floristería y empresa de organización de eventos De Flora. “Hoy día los arreglos florales trabajan tanto los colores como las texturas, por eso, hay veces en que a un arreglo monocromático tú le aportas texturas y eso le da riqueza al diseño”.

Variadas razones nos hacen asociar el girasol con la época estival: su nombre alude al sol, y su colorido se adapta perfectamente a las tendencias del verano e incluso del otoño, las dos estaciones en las cuales esta alegre planta florece.

CARACTERISTICAS DE ESTA PLANTA
A parte de su singular y obvia belleza, los girasoles son un tipo de flor que por sus diversas características son capaces de halagar a quienes gustan de los colores brillantes y fuertes a la hora de elegir una flor como su predilecta.

- Su nombre científico, Helianthus, proviene del griego “helios”, que significa sol, y “anthos”, flor.

- Es una planta anual oriunda de México y Perú.

- Su tallo, de tres centímetros de diámetro, puede alcanzar hasta dos metros de altura.

- Produce una única flor terminal, de pétalos amarillos, anaranjados o rojos.

- Sus semillas son comestibles y de ellas se extrae aceite de cocina.

El girasol contagia alegría
Al pensar en girasoles tal vez nos vengan a la mente las enormes y espectaculares plantaciones francesas, pero el girasol es una planta oriunda de América, específicamente de México y Perú, que fue llevada a Europa por los españoles.

Así como su cultivo para fines alimenticios se ha extendido a varias latitudes del mundo, ha crecido la popularidad de esta flor para fines ornamentales.

Amalia Cabral de Mera, de la floristería y empresa de organización de eventos De Flora, afirma que el girasol es muy popular en el país, como lo es internacionalmente, y es muy solicitado en arreglos primaverales, veraniegos, exóticos y hasta para Halloween, porque sus tonos se adaptan a la atmósfera otoñal.

“Hemos tenido novias que se han acercado a nosotros y nos dicen que les gustaría su decoración a base de girasoles”, comenta como ejemplo de la fascinación que causa en algunas personas la flor del sol.

Y a pesar de que sus peculiares características (es rica en colorido y textura) y su época de floración (verano y otoño) hacen que la asociemos más con el campo, la decoración y la floristería moderna le han sacado partido para introducir esta flor en otros ambientes.

Cabral de Mera explica que esta flor es perfecta para ambientes campestres, espacios sencillos o con paredes de diferentes colores, así como para la decoración inspirada en la cultura de áreas como Nuevo México, pues “no hay nada más bello que una canasta tradicional hecha con girasoles... pero a nivel moderno se aplican para cualquier tipo de decoración”.

Un grupo de girasoles de largos tallos en un envase de cristal alargado luce muy moderno. También se pueden combinar con rosas para un efecto más romántico; con follaje y piñas para un arreglo exótico, o disponerse como topiario.

En cualquier caso, y como es de suponerse, los girasoles requieren buena iluminación, así como constante hidratación.

“El tallo tiene una constitución que lo hace absorber agua rápido”, afirma Cabral de Mera. “Por lo general, si están en un envase con agua tienen una mayor duración que si están en un oasis hidratado”. De recibir buenos cuidados, una vez cortada, dura entre seis y 10 días.

Girasoles ornamentales
Amalia Cabral de Mera informa que existen unas 15 variedades de girasoles ornamentales. Entre las más usadas se encuentran la “Sonja”, “Orit”, “Sunbright”, “Sunrich” y la “Ruby Eclypse”.

Y, claro está, a los productores que cultivan la planta con fines alimenticios les interesan más las flores que produzcan gran cantidad de semillas y aceite; pero a quienes la siembran con fines ornamentales, les importan más el color, la lozanía y la belleza.

La cabeza de algunas variedades de girasol tiene un diámetro de 8 a 14 pulgadas; en otras, éste varía de cuatro pulgadas a 10 centímetros. Para evitar que el peso termine por doblar la flor y hacerla parecer triste y cabizbaja, hay que reforzar el tallo con palitos chinos y cinta adhesiva o con alambres. La floristería se ha beneficiado del cultivo de girasoles de menores dimensiones, pero para decorar, se pueden mezclar tallos y flores de diferentes tamaños.

Pero el girasol no sólo dice presente en la casa a través de la naturaleza. Los detalles decorativos inspirados en esta planta abundan, especialmente en la cocina. Cabral de Mera entiende que esto obedece no sólo a la belleza de la flor, sino también a su “aspecto saludable”.

“El aceite de girasol y la semilla tienen muchas propiedades beneficiosas, y uno quiere tener en su cocina cosas que le traigan esa sensación de salud y energía”, asevera.

PRODUCTORES LOCALES E INTERNACIONALES
Los tonos naturales de los girasoles incluyen amarillo, anaranjado, rojo, ocre y marrón.

Pero hay novedades. Amalia Cabral de Mera comenta que De Flora ha importado girasoles de Ecuador, donde se producen flores del sol con nuevas tonalidades, gracias al uso de colorantes absorbidos por la planta durante el proceso de hidratación.

En el país, la flor se produce en Constanza, “a pesar de que el girasol se puede producir en cualquier terreno porque sobrevive en circunstancias o terrenos bastante áridos, aunque para una producción espectacular es bueno un terreno húmedo y suelto”.