Investigan caso de hombre que fue entregado muerto a familiares por presuntos policías

Los familiares de Alberto cuestionaron a los agentes sobre quién y cómo había encontrado al hombre de 45 años

  • Ambulancia INACIF 

Jazmín Díaz
Santo Domingo, RD.

Las autoridades investigan la muerte de Alberto Guzmán del Rosario, quien fue encontrado por sus familiares, tras estos recibir una llamada de supuestos agentes policiales que dijeron que el hombre había tenido un accidente.

Isabel Díaz de Guzmán, esposa del fallecido, narró que este salió el sábado de su trabajo y se dispuso a regresar a su hogar a las 11:00 de la noche, cuando supuestamente chocó con una de las paredes del parque Mirador Norte, “lo que le ocasionó la muerte”.

Isabel explicó que al ver que su esposo no regresaba su hogar le realizó muchas llamadas, las cuales no fueron contestadas. Pero a las 4:00 a. m. de la mañana un presunto agente policial contestó el teléfono del hombre y le informó del accidente.

“El policía me dijo que mi esposo había tenido un accidente, pero que se encontraba estable y me preguntó si yo tenía la manera de ir al Mirador Norte, pero le dije que no tenía un vehículo y ellos me mandaron a buscar con una patrulla”, explicó Isabel.

La esposa describió que al llegar al lugar del “accidente”, un agente que se encontraba en una motocicleta se desmontó y le dijo al oído: “Doña, tiene que ser fuerte”, al escuchar esto, Isabel corrió hasta la acera de donde vio a su marido dentro de una alcantarilla y sin vida.

Los familiares de Alberto cuestionaron a los agentes sobre quién y cómo había encontrado al hombre de 45 años, a lo que respondieron que fue una unidad del 911 que avisó a la medianoche de la noche del incidente y más tarde abandonó la escena.

“Eso que me dijeron los policías me causó mucha duda porque ¿cómo es posible que el 911 llegue a un lugar, vea un hombre herido y ni siquiera le ponga la mano”, señaló su hijo, Luis Alberto Guzmán.

Luis Alberto indicó que los agentes policiales les dijeron que podían llevarse el cadáver sin informar al Inacif.

Familiares dijeron que los miembros de la uniformada tenían mucha prisa porque retiraron el cadáver de la escena y le decían “busquen una guagua y llévenselo antes de que esto se llene de gente”.

En una guagua platanera fue transportado el cuerpo de Alberto hasta su hogar y según sus familiares, los agentes pagaron el transporte como "acto de buena fe”.

Antes de iniciar con el velatorio de Alberto sus familiares decidieron que lo bañarían para después introducirlo en el ataúd. Mientras le daban un baño, los parientes se dieron cuenta de que el cuerpo del hombre presentaba varios impactos de bala.

Al darse cuenta, los allegados a Alberto se movilizaron al destacamento de donde dijeron ser los agentes, y al llegar allí se llevaron la sorpresa de que nadie conocía a los más de 15 policías que habían estado con ellos esa noche.

Investigaciones

El vocero de la Policía Nacional, Diego Pesqueira, dijo que el departamento de Asuntos Internos está investigando si las declaraciones de los familiares son ciertas.

Además, explicó que aun la institución desconoce la identidad de los agentes.