Listin Diario Logo
03 de octubre 2022, actualizado a las 10:53 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República viernes, 12 de agosto de 2022

Coronel lleva 8 años en espera de su reingreso

Dice que no encontró apoyo de sus superiores, se le intentó sobornar, fue puesto en retiro forzoso, perseguido y amenazado, por hacer lo correcto y cumplir con su deber

  • Coronel lleva 8 años en espera de su reingreso

    Huáscar de Peña cuenta que fue puesto en retiro forzoso por enfrentar la corrupción. Cirilo Olivarez

Wanda Méndez
Santo Domingo, RD.

Con solo 39 años, el coronel Huáscar Miguel de Peña Lizardo fue puesto en retiro forzoso de la Marina de Guerra, en enero del 2013.

El hecho que motivó su retiro, contó, fue la incautación de una lancha, con 300 kilos de cocaína, en la playa Los Pescadores, de Las Terrenas, en octubre de 2012, a pocas semanas de haber sido designado comandante del Puerto, de Samaná.

En una entrevista, en la redacción de Listín Diario, relató que solo fueron declarados 120 kilos de cocaína, que la lancha Chubasco, incautada, no existe; que desaparecieron parte de la droga y que los apresados fueron descargados.  

Pensaba que por el trabajo que hizo se había ganado un ascenso. Pero, expuso que a partir de ese caso empezó su desgracia. Dice que no encontró apoyo de sus superiores, se le intentó sobornar, fue puesto en retiro forzoso, perseguido y amenazado, por hacer lo correcto y cumplir con su deber.

En un libro que escribió en el exilio, titulado “El coronel que enfrentó la corrupción”, da su testimonio sobre su retiro forzoso, las causas que lo originaron y todos los problemas que  confrontó por encarar la corrupción militar vinculada al narcotráfico. 

“Iniciaron una persecución obstinada en mi contra. Un hostigamiento enfermizo que me mantuvo en constante zozobra. Me perseguían a toda hora.

Fueron días difíciles, tormentosos, de esos que no te dejan pegar el ojo y que te obligan a estar de pie todo el tiempo”, narra el coronel en el libro.

Indicó que lo querían tildar de que tenía problemas mentales.


Más en La República