Trasladan al coronel de Ocoa en medio de reclamos de justicia

La señora Glenny Troncoso, cuñada de José Gregorio, dijo que el cuerpo estaba lleno de golpes mortales y que los médicos del hospital “San José” que lo asistieron trataron de encubrir a los policías diciendo que falleció por una alergia

  • José Gregorio Custodio, muerto en la cárcel de Ocoa.

Javier Flores
Santo Domingo, RD

El reclamo de justicia para los asesinos de José Gregorio Custodio, quien habría muerto por los golpes propinados en la sede de la Policía Nacional de San José de Ocoa, continuaban anoche con encendido de velas, reuniones de organizaciones cívicas y movimientos populares que han prometido luchar hasta que los policías respondan ante los tribunales por el crimen que ha consternado a la población.

Desde el martes en la noche, algunas calles son colmadas de velas encendidas y manifestaciones de repudio a la actuación policial, que según diversos sectores, incluidos el alcalde Aneudy Ortiz, y los diputados Rafael Castillo y Josefa Mejía, son recurrentes las denuncias de atropellos, asaltos de policías encapuchados y extorsiones.

La madre de José Gregorio, señora Milandina Custodio, relató a los medios que acudió en tres ocasiones a la Policía para llevarle alimentos a su hijo y nunca le permitieron pasar a verlo alegando que “él estaba bien y durmiendo”.

“Cuando lo llevaron al hospital y lo vi en la madrugada, mi hijo me dijo que estaba molido de los golpes que le habían dado los policías y que se moría ese día”, expuso la madre angustiada, quien horas después vio a su hijo fallecer. Reclamó que todos los policías que golpearon a su hijo hasta la muerte sean sometidos a la justicia, no solo trasladados a otras zonas del país.

La señora Glenny Troncoso, cuñada de José Gregorio, dijo que el cuerpo estaba lleno de golpes mortales y que los médicos del hospital “San José” que lo asistieron trataron de encubrir a los policías diciendo que falleció por una alergia.

Troncoso pidió a la Procuraduría General de la República que investigue a los doctores Minyetti y Cedras, además de “la supuesta médico legista, porque ella se la pasó secreteándose con los policías y le entregó documentos a ellos”.

Trasladan solo al coronel

Anoche, la Policía Nacional informó que fue designado nuevo comandante de la dotación policial el coronel Joselito Alonso Alcántara, en sustitución del coronel Santo Santana Vizcaíno, en medio del reclamo generalizado de la población de que se haga justicia por la muerte del joven. El vocero policial, coronel Diego Pesqueira, agregó que se le dio a Alcántara la “libertad” de que realice los cambios que entienda “pertinentes” en la dotación policial, incluyendo la decisión de mover a los policías que están allí.

Ayer, la gobernadora provincial, Oliva Castillo, declaró que se había reunido con el director de la Policía, mayor general Eduardo Alberto Then, y este le habría dicho que la dotación completa de Ocoa sería trasladada, lo cual no ha sucedido, según informó Pesqueira.

Fiscal no responde

Ayer, Listín Diario pidió al fiscal de Ocoa, Francis Valdez, una explicación del curso de la investigación de la muerte de Custodio, pero se limitó a decir que aun no tiene el reporte forense. Pidió que lo llamaran en horas de la noche para ampliar sus declaraciones, pero no contestó su teléfono celular.