Así fue la rendición de cuentas de Abinader en 2021

  • En su alocución de más de una hora, Abinader desglosó las diversas ayudas y programas que hasta ese momento había presentado su Gobierno. Foto de archivo LD

Yudelka Domínguez
Santo Domingo, RD

Enfocado en salud y economía, como los principales temas a desarrollar y que permitieron el desglose de otros puntos, el presidente Luis Abinader presentó al país su primer discurso de rendición de cuentas el pasado 27 de febrero de 2021.

En ese entonces el país se encontraba iniciando su proceso de vacunación contra el covid-19, a través del Plan Nacional de Vacunación, lo que permitió al mandatario presentar los avances en ese aspecto, además de la inversión económica a la atención hospitalaria, el sistema de salud, el aumento de camas y unidades de cuidados intensivos, entre otros puntos.

“Dije que con la salud de los dominicanos no jugaríamos y que nunca ahorraríamos ningún esfuerzo en conseguir lo mejor para nuestro pueblo. Y eso estamos haciendo”, expresó el mandatario.

En su alocución de más de una hora, Abinader desglosó las diversas ayudas y programas que hasta ese momento había presentado su Gobierno, nombrándolas como “la protección social”.

“Decidimos la ampliación del programa de protección social ´Quédate en Casa´, extendiéndolo hasta el mes de abril de 2021”, dijo al recordar, de igual forma, que se había comprometido a duplicar el monto asignado al programa ´Comer es Primero´.

Abinader prometió la transformación de ese programa por “Supérate”,  lo que implicaría que un millón de hogares recibirían 1,650 pesos mensuales.

Otra de las cosas que recordó con sus seis meses en el poder fue la duplicación de las ayudas precovid, la extensión del Fondo de Asistencia Social al Empleado “FASE”, la presentación de la DOBLE y el cambio de las canastas navideñas por tarjetas.

“Con todas estas medidas hemos querido resguardar la economía doméstica y garantizar la protección social y los derechos de los ciudadanos”, dijo.

A esto se le suma la apertura del turismo, que de acuerdo al mandatario para ese entonces se había duplicado la tasa de ocupación de los sotoles con más de 8,200 habitaciones. Esto conjuntamente con la recuperación de empleos directos e indirectos marcaba un buen inicio de la recuperación económica.

“Hemos puesto en marcha un paquete de estímulo monetario que ha facilitado, entre otras cosas, liquidez rápida destinada a las Mipymes por un monto total de 20 mil 600 millones de pesos”, indicó acompañándolo de otros programas a favor de los pequeños empresarios.

Abinader habló de la agricultura, ganadería y la inversión que había realizado su Gobierno para “garantizarle” al pueblo dominicano la comida. Además de los diferentes proyectos que se realizarían en ese aspecto y la inversión que se había realizado desde iniciado su mandato.

Desarrolló la reducción del gasto público que habían implementado, lo que había permitido un ahorro de un 46.8% equivalente a 541 millones 400 mil pesos, en el mes de enero respeto al mismo mes del año anterior.

Las entradas de divisas, el apoyo a las zonas francas y el sector del tabaco fueron tres aspectos resaltados por el presidente y que según sus palabras ayudaron a mejorar la economía.

Abinader aseguró ese sábado 27 de febrero que la educación era un tema prioritario para su gobierno, recordando capacitaciones a docentes de todos los niveles, distribución de dispositivos electrónicos a maestros y alumnos, además de prometiendo mayor distribución y el retorno gradual, voluntario y bajo consentimiento familiar a la presencialidad en las escuelas.

 

Alguna de las promesas

En su primer discurso, Luis Abinader realizó varias promesas a nivel de infraestructura en las que se destacan la construcción de la presa de Montegrande, la Guayubín, que estaba en sus inicios, la del Alto Yuna.

También la construcción del muro con Haití, la solución al peaje sombra de la Autopista del Nordeste, la construcción de la carretera del Ámbar, la ampliación de la Avenida de San Isidro, la construcción de las circunvalaciones de Azua y San Francisco de Macorís, las infraestructuras necesarias para el desarrollo turístico de Pedernales, la remodelación de la autopista Duarte.

La Reconstrucción de la carretera que comunica a San Francisco de Macorís con el cruce de Controba en la autopista Duarte. La construcción y reconstrucción de más de 500 kilómetros de caminos vecinales. La conclusión de los puentes de la Canela y las Mercedes, en Santiago, El Caimito, en la Vega; puente de Polo, Barahona, reconstrucción del puente Higuamo en San Pedro de Macorís.

La terminación de la Carretera Montecristi-Copey-Dajabón. La terminación carretera Portillo-La Luisa, Monte Plata. El inicio construcción remodelación entrada de Samaná y la reconstrucción entrada de La Romana desde San Pedro.

Corredores igual al de la Núñez de Cáceres, la construcción de un nuevo eje transversal de transporte masivo que permita conectar de Este a Oeste, desde el Km9, Luperón, Plaza de la bandera y por toda la 27 de Febrero llegando hasta Bocachica, con el que se incentivaría la movilidad colectiva, segura y sostenible.

En Santiago de los Caballeros, prometió construir el primer eje de transporte público, que atravesará el centro urbano, conectando 2 grandes terminales para que el transporte interurbano no acceda a los centros de tránsito vehicular y en el gran Santo Domingo la ampliación del Metro.

Asimismo, en el plano energético, prometió presentar “la próxima semana”, una licitación pública internacional para la contratación de nueva energía y potencia producidas por plantas generadoras en la Bahía de Manzanillo.

Luis Abinader prometió sacar las drogas de las calles para tener un país seguro.