Listin Diario Logo
06 de octubre 2022, actualizado a las 09:05 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República miércoles, 02 de febrero de 2022

Presos instalaron 96 routers y 89 cámaras de vigilancia en La Victoria

Y hasta cámaras de vigilancia controlaban

  • Presos instalaron 96 routers y 89 cámaras de vigilancia en La Victoria

    Debido a la operación ejecutada en la cárcel La Victoria, muchas personas han denunciado no tener informaciones recientes de sus familiares. Cuerpos armados mantienen el control de la penitenciería. JOSÉ ALBERTO MALDONADO/LD

Yariel Ferreras
Santo Domingo, RD

Las autoridades peniten­ciarias desmantelaron los equipos tecnológicos ins­talados en un espacio físi­co que operaba como un centro de retransmisión de señal de internet que permitía tener wifi a todos los privados de libertad de la Penitenciaría Nacional de La Victoria e incluso a los residentes de la comu­nidad.

El desmantelamiento de los equipos se produjo du­rante la requisa llevada a cabo el lunes en el recin­to carcelario por tropas del Ministerio de Defensa en una intervención mili­tar solicitada a esa cartera por la magistrada Miriam Germán Brito, procurado­ra general de la Repúbli­ca, la cual fue dirigida por el general de brigada del Ejército Ángel Alfredo Ca­macho Ubiera.

El servicio de internet co­mercializado, vía wifi, en forma ilegal por privados de libertad dentro y fuera de La Victoria era incluso alimentado por una línea de fibra óptica extendi­da por sus propios medios y tomado desde un punto ubicado en Sabana Perdida.

Los autoridades peniten­ciarias ocuparon además un servidor, un repetidor de wifi, 96 routers, 89 cáma­ras de vigilancia instaladas, mismas que eran operadas y controladas por un inter­no, 29 switches de cáma­ras, informó Roberto Her­nández Basilio, titular de la Dirección General de Ser­vicios Penitenciarios y Co­rreccionales (DGSPC), al presentar un informe deta­llado del operativo a la ma­gistrada Germán Brito.

Hernández Basilio e Hilda Patricia Lagombra Polanco, directora de Centros de Co­rrección y Rehabilitación, explicaron a la procuradora que, además, fueron incau­tados 508 teléfonos móvi­les, 107 cargadores, 96 au­riculares, una laptop, dos tabletas, 9 reproductores de DVD, 35 playstation, 10 controles de distintos apa­ratos, 8 inversores y 173 bo­cinas.

La operación de las unida­des militares, de distintos cuerpos armados del Minis­terio de Defensa, así como de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), permitió ocupar 312 obje­tos cortopunzantes tanto de origen industrial como de fabricación artesanal.

Ocuparon 496.003 ciga­rrillos de una marca cono­cida (los cuales, además, son introducidos al país de contrabando por la fronte­ra terrestre), dos uniformes de policía, una chamarra militar, 17 relojes, un telé­fono fijo, 40 abejones pa­ra recortar, una calculado­ra y 720 abanicos que serán reinstalados atendiendo a una necesidad climática.

Se ocuparon 514 porcio­nes de un vegetal verde, que se presume es mari­huana, con un peso aproxi­mado de 2,875.2 gramos y 6 porciones de un polvo blanco, presumiblemen­te cocaína, con un peso aproximado de 234 gra­mos.

Familiares
Ayer siguió el operativo de inspección en la cárcel La Victoria, con resultados que han marcado a los re­clusos y a sus relacionados, sobre todo por la destruc­ción y entrega de artículos que tenían en el penal.

Electrodomésticos como estufas y abanicos, equipos de música y teléfonos fue­ron pertenencias destrui­das por las autoridades del Ejército, dentro de la pri­sión.

Todo este movimiento ha causado en los familiares impotencia, al impedirles la entrada a muchos de ellos. Otros fueron solo en busca de nuevas noticias sobre las personas privadas de liber­tad, también aprovecharon para llevarles dinero y co­mida, claramente con la es­peranza de verlos al menos a la distancia.

En el centro se encontraban tirando a la basura los artí­culos que habían sido des­trozados en medio de la re­visión.

INFORME
Las penas.

“Las intervenciones buscan mejorar los ser­vicios de los privados de libertad, para que pue­dan cumplir con las pe­nas impuesta por el site­ma de justicia”, explicó Hernández Basilio.

Tranquilidad.
“En un ambiente que garantice su integridad y lleve tranquilidad a to­dos sus familiares”, dijo el director.