Hipólito Mejía exhorta a evitar la retaliación contra expresidentes

  • Expresidente Hipólito Mejía.

Santo Domingo, RD

El expresidente de la Repú­blica, Hipólito Mejía (2000-2004), manifestó que a pe­sar de tener “razones” para haber sometido a la justicia a un expresidente y otros funcionarios, no lo hizo por­que no cree en la retaliación con los mandatarios.

Dijo que le advirtió “a los americanos” que lo vivido en países como Colombia, Perú, y algunos de Centro­américa iba a traer proble­mas. “Yo no iba a aplicar esa fórmula aquí, yo respeté mis presidentes, los respeté a todos, aunque fueran mis contrarios, enemigos no son pero fueron mis contrarios incluyendo a Leonelito... ahí estaba Diandino, el otro Feliz, el otro Feliz, muchísi­mos... y yo dije que no me metan retaliación que no voy a retaliar con los presi­dentes”, dijo Mejía.

“Si me quieren condenar de eso que me condenen, pe­ro yo soy enemigo de la re­taliación. No solo con los presidentes, a veces con la gente que han tenido po­siciones importantes, con los guardias... una serie de vainas, yo soy un enemigo de eso. Y lo apliqué, bien o mal, lo apliqué. Y no ten­go el mea culpa de que yo irrespeté a Bosch a Bala... no, eso yo no lo he hecho, ni pienso hacerlo en ningu­na actividad de mi vida”, dijo el expresidente.

Al preguntarle si el ministe­rio público podría someter a un presidente por corrup­ción, dijo que “deben tener privilegios porque hay que respetar a los presidentes”.

Mejía explicó que en el caso de Leonel Fernández, quien fue su antecesor en su pri­mer año en el poder (1996-2000), recibió muchas crí­ticas, ya que se negó a que se abriera un proceso judi­cial contra el exmandatario porque es contrario a la re­taliación, incluso con fun­cionarios.

“A mí no me gusta, no. Yo soy enemigo de la retalia­ción, no solamente con los presidentes, a veces con la gente que han tenido po­siciones importantes, con los guardias. Yo creo que sí, hay que tener privilegios... es una convicción muy per­sonal que yo la apliqué”, declaró.

Mejía fue entrevistado al participar en la celebración del aniversario del Tribunal Superior Electoral.