En la casa de Fior Daliza se celebrar√° la Nochebuena

Navidad feliz. El ministro de la Presidencia, Lisandro Macarrulla, acudió en ayuda de esta familia con donativos.

  • La primera ayuda que le llegó ayer a Fior Daliza la envió el ministro de la Presidencia, Lisandro Macarrulla. Jorge Luis Martínez/LD

Helenny Amparo
Santo Domingo, RD

Con solo un pan y un vaso de refresco contaba ayer Fior Daliza Valdez, para desayunar ella y sus tres hijos, con pocas pero aún  vivas  las esperanza de ver llegar a su esposo, Alejandro Brito, con “alguito” que pudiera garantizar la cena de Nochebuena.

“La noche será buena para el que puede, nosotros no. Si él no consigue nada, yo me voy a quedar aquí con mis muchachos, tranquila”, contaba Fior Daliza, mientras rememoraba el rostro y ánimo en el piso con el que salió su pareja a hacer un nuevo intento de conseguir lo de la cena, luego de que la noche anterior no tuviera suerte.

Sin embargo, no avanzaba mucho el jueves cuando, tras la publicación de este medio sobre las precariedades que empañaban la víspera navideña y el diario vivir de esta familia, las manos solidarias tocaron a su puerta.

Con frutas propias de la época, todo tipo de dulces y galletas, bebidas en botellas distintas y bolsas con otros productos, una comisión del equipo de trabajo del ministro de la Presidencia, Lisandro Macarrulla, llenó las mesas vacías de la madre de 29 años.

“Esta mañana (ayer) al leer el LISTÍN DIARIO, me encontré con la conmovedora historia de Fior Daliza Valdez. Fior Daliza: no estás sola; me encargaré personalmente de apoyar a tu hijo Jonathan y a ti. Todos merecemos una Feliz Navidad”, escribió Macarrulla en su cuenta de Twitter, acción seguida su equipo visitó la casa en la cañada de Diomedes en el sector 27 de Febrero.

La sonrisa que inmediatamente se dibujó en el rostro de Fior Daliza se expandió con rapidez entre los comunitarios que con algarabía celebraban las ayudas recibidas. “Dios mío gracias, Tú si eres grande, gracias Señor. Esa sí que lo necesitaba”, gritaba a todo pulmón Lourdes la vecina más próxima.

Entre el júbilo, Lurdes resaltó que aunque los artículos no eran para ella, se sentía “muy feliz” porque ayudar a Fior Daliza era como ayudarla a ella misma.

De su lado, la madre que se dedica diariamente a vigilar con ahínco a sus hijos; Joel Manuel, Natacha y Jonathan, este último con dificultades de salud que le impiden hablar, dijo sentirse “orgullosa, feliz y agradecida”.

“Primero las gracias a Dios y después a todos ustedes, que Dios les bendiga a todos ustedes, al Presidente, al Ministro”, manifestó.

Fior Daliza aseguró que el miércoles no tenían planes para Nochebuena y gracias a las ayudas ya pueden hacer la planificación. “Nosotros no teníamos ningún plan… pero ahora sí tenemos que hacer planes”, externó entre risas de alegría, al tiempo que subrayó que ahora sí van a tener “una noche buena de verdad”.

Sueldo de Macarrulla
Además de los artículos que entregó la delegación, encabezada por la directora del gabinete, Carmen Minaya, Fior Daliza recibió una ayuda monetaria, enviada también por  Macarrulla, para ayudar a costear la alimentación diaria de la familia, así como la medicación de Jonathan, sin la cual el pequeño se arriesga a sufrir convulsiones.

En ese sentido, Fior Daliza recibirá, durante 22 meses, la colaboración que, según explicó Minaya, proviene del salario  del ministro de la presidencia, y no de los recursos estatales.
“El ministro ha venido haciendo un trabajo muy hermoso donando sus sueldos a diferentes causas”, añadió la directora.

Mientras tanto, los dulces y galletas mantienen a los más chicos entretenidos con los colores y variedad que junto a sus padres podrán compartir en lo que su madre describió como “una Noche Buena de verdad”.

CLAVES

Nuevo trabajo
También, durante la tarde del jueves, Alejandro, el padre de los niños, recibiría la visita de una empresa del sector privado, que prefirió evitar mención de la compañía, para viabilizar la posibilidad de emplear al padre de familia que a raíz del impacto de la pandemia del covid-19 se quedó sin un empleo fijo.

Ahora es delivery
Actualmente, Alejandro realiza servicios de delivery en un motor prestado y en lo poco o mucho que consigue diariamente descansa la esperanza de esta familia para ver sobre su mesa algún platillo para desayunar, comer o cenar.