Listin Diario Logo
27 de noviembre 2021, actualizado a las 09:47 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República jueves, 25 de noviembre de 2021

Tribuna del Atlántico

Corrupción entre ramos

  • Corrupción entre ramos
Edgar Lantigua
Santo Domingo, RD

Como el tema de la corrupción s iempre ha estado matizado por la política, con frecuencia la corrupción en los estamentos militares del país ha sido soslayada, concentrados los dirigentes de los partidos en descalificar, al contrario.

La acción sin precedentes que lleva a los tribunales y las cárceles del país a un inusual número de mayores generales, generales, coroneles y otros oficiales superiores, sorprende a muchos sectores, no debería ser así.

Desde que, con el retorno al poder del Dr. Balaguer se iniciaron los procesos que llevaron a la justicia al exsecretario de las Fuerzas Armadas Manuel Antonio Cuervo Gómez, el país no tenia un proceso de esta magnitud, fuera de esporádicos episodios.

Pero la corrupción en las filas militares siempre ha estado ahí. En todo el desarrollo democrático de la República, las intendencias militares han sido fuente de enriquecimiento ilícito, el crecimiento desmedido de las fortunas de altos mandos militares y policiales es una realidad a través de los tiempos, con honrosas excepciones, dignas de ser resaltadas.

A nadie se le ocurrió nunca preguntar cómo era que jefes militares tenían villas en Casa de Campo y otros complejos exclusivos, exhibieran con desparpajo en sus muñecas, relojes Rolex Oyster Perpetual Day-Date, ese que comúnmente se conoce como Rolex presidente, en oro de 18 kilates y que vale alrededor de 35 mil dólares.

Si bien es cierto que la magnitud de los hechos que se les imputan a los procesados en las operaciones Coral y Coral 5G “horripila y mete miedo de verdad”, lo cierto es, que esa ha sido una práctica permanente en determinados sectores militares.

Aunque ahora, reitero reaccionemos con asombro con el “ah no, yo no sé, yo llegué ahora mismo”, del merengue aquel.

El Ministerio Público hace bien en continuar adelante con esta cruzada por devolver al país, la confianza en sus instituciones en todos los niveles.

Pero, porque siempre hay un pero, y aunque el analista no tenga que ser abogado del diablo, que en esencia implicaría defender lo malo, sí tiene, por mandato, que verlo todo, como si buscara encontrar el lado amable del diablo o pretendiera, vanamente, encontrar algún defecto en el ojo de Dios, es necesario que las acciones ejemplarizadoras se despojen de la impresión de que una maestra las mueve y, me explico.

Los procesos judiciales en curso comenzaron en el ámbito civil con un caso que involucra a dos hermanos del expresidente Danilo Medina, mientras que en el ámbito militar el caso se centra básicamente en los militares más cercanos al exmandatario, cuando todos sabemos que las inconductas llegan a otros sectores también.

Mientras tanto figuras del gobierno actual no son llamadas a declarar por el caso por el que está detenido el exprocurador, casos como el de la portuaria de Puerto Plata, pocos milloncitos, es cierto, están en el limbo, imputados de lavado se dan buena vida en complejos turísticos del Este, etc. No se trata, en modo alguno, de restar méritos a la actual lucha contra la corrupción y a la valentía de los representantes del Ministerio Público, con que no dé la impresión de ser movida por hilos, es suficiente.