Enfoque

Experiencia china en la industria y cooperación de bambú

Zhang Run
Santo Domingo, RD

 El 16 de noviem­bre, se celebró en RD con éxi­to el Seminario Internacional para la Reactivación Econó­mica y el Desarrollo Soste­nible a través de Bambú, or­ganizado por la Universidad UNPHU y la Organización Internacional del Bambú y el Ratán(INBAR). Ha sido una ocasión importante para re­forzar intercambios y ayudar a la sociedad dominicana a utilizar mejor los recursos de bambú, contribuyendo al de­sarrollo sostenible del país.

Tal como dijo el presi­dente chino Xi Jinping, “las aguas claras y montañas ver­des son tan valiosas como montes de oro y plata”. Lo­grar un desarrollo verde y sostenible es objetivo común para todos los países del mun­do. La industria del bambú desempeña un papel especial en la erradicación de la pobre­za y la mejora de los medios de vida de la población, el desarrollo de una economía verde y el enfrentamiento al cambio climático.

El bambú tiene una gran capacidad para secuestrar carbono. En 2018, las reser­vas de carbono de los eco­sistemas forestales de bam­bú de China superaban los 700 millones de toneladas y se espera que alcancen los 1.200 millones de toneladas en 2050. Los estudios de la INBAR demuestran que la tasa de pérdida de agua de las tierras agrícolas restaura­das con bambú en China se ha reducido en un 25% y la tasa de erosión del suelo en un 80%.

Como el primer productor mundial de bambú, con los mayores recursos de su ger­moplasma, la mayor superfi­cie forestal, y el mayor alma­cenamiento y producción de su materia prima, China ha reforzado desde 1980 la in­versión y el desarrollo en la in­dustria del bambú. Tras años de desarrollo, la industria del bambú en China ha florecido significativamente.

Están surgiendo varias em­presas líderes con altas tecno­logías de bambú, y los princi­pales productos han cubierto más de mil variedades en diez series, incluyendo materia­les de construcción, produc­tos para uso diario, tableros artificiales, carbón, muebles, fibras, bebidas, etc. Las áreas de aplicación abarcan la cons­trucción, la fabricación de pa­pel, los nuevos materiales, la energía eléctrica, la mueble­ría, el embalaje, el transporte, la medicina, la alimentación, el textil, el turismo, etc.

Según el informe de la INBAR, en 2018, el valor de la producción anual de la in­dustria del bambú en China fue de casi 35.000 millones de dólares, empleando a más de 8 millones de personas.

El bambú está ampliamente distribuido por todo el mundo y puede integrarse en las estra­tegias nacionales de crecimien­to y desarrollo ecológico como una “solución basada en la na­turaleza” en muchos países, ayudando a alcanzar los objeti­vos de desarrollo sostenible.

En 1997, China se con­virtió en uno de los miem­bros fundadores de la Orga­nización Internacional del Bambú y el Ratán(INBAR), la primera organización gu­bernamental internacional con sede en China. El 28 de mayo de 2015, la Ofici­na Técnica de la Organiza­ción Internacional de Nor­malización (ISO) adoptó una resolución por la que se aprobaba la propuesta de China de establecer for­malmente el Comité Téc­nico del Bambú y el Ratán (TC296), con su secretaría ubicada en China.

Se han organizado un to­tal de 52 cursos de formación internacional con asistencia china para los países miem­bros de la INBAR, formando a 1,803 funcionarios, exper­tos, académicos y técnicos de 84 países.

A partir del establecimien­to de relaciones diplomáti­cas entre China y RD, nuestra cooperación agrícola y fores­tal viene floreciendo y dando frutos. La parte china apre­cia mucho el énfasis que la parte dominicana siempre otorgue a la industria del bambú y al desarrollo ecoló­gico, y seguiremos apoyan­do la promoción de bambú en RD, compartiendo expe­riencias chinas con la en­tidades dominicanas rela­cionadas.

El autor es Embajador de China en República  Dominicana.