FALLECIMIENTO

Honras fúnebres de don Papía Najri inician hoy en la más estricta intimidad familiar

EL EMPRESARIADO NACIONAL MANIFIESTA PESAR POR EL FALLECIMIENTO DE UNO DE SUS MÁS VISIONARIOS EXPONENTES

  • Don Papía Najri murió a los 104 años de edad.

Cándida Acosta
Santo Domingo, RD

La familia Najri participará este sábado del funeral de Antonio Najri (don Papía) en la más estricta intimidad familiar, cuyo velatorio se estará realizando en el Columbiario de la Funeraria Blandino de la avenida Luperón de esta ciudad.

 A don Papía le sobrevive su única hija María Filomena Najri Sanz, dos nietos y varios biznietos. Su sobrino, el también empresario,  Marcial Najri confirmó a Listín Diario que las honras fúnebres comienzan desde las 10:00 de la mañana en un acto estrictamente familiar.

La muerte de don Papía enluta a las familias Auffant, Najri, Yraola Najri y Simons Najri, además de la clase empresarial a la que sirvió por largo tiempo, tanto desde la presidencia de la Asociación de Industrias (AIRD), de la cual fue fundador, hasta del Consejo Nacional de Hombres de Empresas (hoy CONEP- Consejo Nacional de la Empresa Privada), durante los períodos 1967 a 1969 y desde 1978 a 1980.

Don Papía falleció ayer a la edad de 104 años. El 25 de este mes cumpliría 105. Nació en la ciudad de Santiago de los Caballeros el 25 de agosto de 1916. Deja un gran legado en el deporte por su afición al golf, actividad en la que recibió múltiples reconocimientos, como Golfista del Año en 1963; hasta sus aportes al desarrollo desde la Asociación de Industrias y en el otrora Consejo Nacional de Hombres de Empresas.

Don Papía, como cariñosamente se le conocía, recibió la Orden Duarte, Sánchez y Mella y fue reconocido por el Senado de la República.

Se destaca también su gran aporte a la Universidad Católica de Santo Domingo. En marzo de este año, don Papía recibió la vacuna contra el Covid-19, según la cuenta de su sobrino en Twitter, Antonio Najri.

Pesar del empresariado

“Hemos perdido un gran ciudadano, familiar, empresario y amigo. Su larga y provechosa vida le permitió ser el fundador de muchas empresas. Más que eso, fue de los empresarios que con visión entendieron la necesidad de crear a la AIRD y al CONEP, instituciones de las que fue su Presidente. A la familia Najri mi más sentido pésame… todos extrañaremos a nuestro querido don Papía, manifestó el empresario Celso Marranzini, ex presidente del CONEP.

 Pedro Brache, actual presidente de ese gremio empresarial,  expresó que don Papía fue un hombre singular y único de los que viene uno cada 100 años. “Fue uno de los presidentes de CONEP que marcaron Era. Lo extrañaré mucho, tenía una relación especial con él y siento mucho su partida, pero a la vez debemos dar gracias a Dios que nos dejó a un hombre tan especial por tanto tiempo. Un verdadero ejemplo de vida digno de imitar”, declaró.

Para la AIRD, Antonio Najri (Papía) fue un visionario y un hombre empeñado en la defensa del sector empresarial dominicano. Motivó y gestó la conformación de agrupaciones empresariales en República Dominicana.

Fue parte de la primera directiva provisional o comité gestor de lo que es la AIRD. Fue presidente de la institución en dos ocasiones (1966-1968 y 1972-1974). También fue fundador del CONEP, del cual fue presidente en 1980.

También fue un interlocutor con el Gobierno y con otros sectores en su afán para fortalecer el sistema democrático en República Dominicana y dar mayor seguridad jurídica al desarrollo empresarial del país.

Don Papía fue un gran ser humano y un trabajador incansable. Un roble centenario (iba a cumplir 105 años) que logró conformar un sólido grupo de empresas dominicanas, el Grupo Najri, que se han destacado en su participación en el mercado dominicano. Sus hijos y nietos han dado continuidad a su legado.

Se le considera un consejero de generaciones empresariales y un hombre al que era necesario escuchar en situaciones críticas por su capacidad de aconsejar con sabiduría.

La AIRD lamenta esta pérdida y desea expresar su condolencia a la familia Najri, afirmÓ el gremio industrial.

Más temprano, el obispo de la diócesis Nuestra Señora de la Altagracia de Higüey, monseñor Jesús Castro Marte, clamó por el descanso del alma de don Papía.

“Elevo mis plegarias al Dios Todopoderoso por el eterno descanso del empresario Antonio Najri Acra (don Papía), un hombre de bien, de virtudes extraordinarias y un gran colaborador de la Universidad Católica Santo Domingo. Extiendo mis más sinceras condolencias a sus familiares,” expresó el prelado en su cuenta de Twitter.

Un gran  número de personalidades han manifestado también pesar por diversas redes sociales.