Listin Diario Logo
25 de julio 2021, actualizado a las 10:05 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República sábado, 19 de junio de 2021

Panorama político

La popularidad de Abinader choca con alto precio del pan

  • La popularidad de Abinader choca con alto precio del pan
Guarionex Rosa
guarionexrosa@hotmail.com
Santo Domingo, RD

Si algo molesta el ánimo de los ciudadanos es la creencia de que los precios van en alza, en adición a lo que hace el comercio dia­riamente, ya los grandes supermercados, los colma­dos de barrios o las gua­guas que recorren los ba­rrios.

El subir los precios es un tipo de encanto de los em­presarios y comerciantes, que han diversificado los negocios de manera que el público no entiende. Aho­ra los dueños de grandes supermercados han estado asociados con los gobiernos para construir barrios ente­ros.

En mi niñez, cuando mi madre me llevaba al Merca­do Modelo de la mano, ex­perimenté un desagradable momento que nunca he ol­vidado, por allá por finales de 1959, en plena Era de Trujillo, cuando la carne de res de segunda subió su pre­cio de 35 a 37 centavos.

Al llegar al mercado y tras agotar su turno de espe­ra, el carnicero le dijo a ma­má, no sin cierta vergüenza, que la carne había subido dos centavos, de 35 a 37. En la época la economía do­minicana era pastoril, se ven­dían las especies, las salas y otros por cheles.

Cuando mamá iba a abrir la boca para protestar le halé la falta, lo que le dio una se­ñal de que dejara eso así y lo discutiera con papá en casa. Con los días el gobierno de Trujillo echó para atrás y la carne volvió a su precio.

El chele tenía tanto va­lor que cuando se produjo el devastador terremoto de Chile en 1960 una consigna local fue: “un chele para Chi­le”, que el país sudamericano nunca aceptó y quedaron los caudales en manos de la dic­tadura de Trujillo.

El pan dobla precio
Ahora, 60 años después, cuando a los pobres del país ni al gobierno del presiden­te Abinader, quien acaba de cumplir 9 meses en medio del sufrimiento de la pande­mia Covid-19, lo menos que le faltaba era una escalada de precios que le dañara el pun­to.

El alza del precio del pan es lo más notable puesto que afecta a la gente más pobre, pero los precios han subido últimamente en las tiendas de abarrotes. Algunos pre­cios no guardan relación con los mismos en el extranjero y rivalizan con los vendidos por Internet.

El pan (la baguette fran­cesa) sacó de cuajo al ex pre­sidente Nicolas Sarkozy del gusto de sus compatriotas porque se atrevió a privile­giar al pan de hamburguesa. Ignoró el controvertido go­bernante que los franceses regresaban a casa con el pan bajo el brazo. En New Or­léans, LA, el comprar el pan vespertino es una tradición cuán elegante.

Los dominicanos ricos no tienen problemas. Compran los mejores quesos de cabra de Grecia y Turquía, las mejo­res leches, frutas y productos de la dieta Mediterránea sin ningún tipo de pesar, porque el país tiene los que pueden pagar todo y los que no so­portan que suban el pan.

9 meses en el palo
Tras cumplir 9 meses en el poder, el presidente Abina­der disfruta de una acogida general pese a las alzas que se denuncian. Los actos de corrupción en causa pare­ce que no le afectan en na­da porque el índice va hacia gobiernos previos, mayor­mente a los de Medina.

Encuestas públicas y pri­vadas divulgadas reciente­mente dicen que si Abina­der fuera postulado ahora, ganaría las elecciones en to­do país en la primera vuel­ta. Él sabe que las eleccio­nes distan un par de años para iniciar su activismo, pero una gabela del primer año no es mal.

Abinader pudiera hacer que la situación mejore de aquí a cuando cumpla su primer año en agosto, que se logren paliativos y los an­helados subsidios que los empresarios adoran y algu­nas ventajas a costa de los pobres. Los subsidios para comerciantes y transportis­tas son gula.

Ya él se adelantó a las al­zas de precios para los tra­bajadores, los militares y quizás también los emplea­dos públicos estatales aho­gados por las decisiones que toma una entelequia llamada Comité Nacional de Trabajo, siempre del la­do empresarial.

El presidente no pue­de perder su apoyo popu­lar que lo tiene de pleno derecho por su desempe­ño y también por los so­metimientos de adversa­rios políticos que pudieran intentar desbancarlo del poder en el año 2024, en un esfuerzo al cual difícil­mente apostarían los ban­queros de Londres.

La economía bien
La economía va bien se­gún lo informa el Banco Central ya que en su me­dición de enero-mayo del cursante año el flujo de las remesas continúa su dinamismo con un creci­miento de 60.5% respec­to al mismo período del año 2020.

De acuerdo al informe sobre remesas al mes de mayo las mismas superaron US$295.0 millones a las re­gistradas en mayo de 2020, mes en el cual inició el des­embolso de ayudas econó­micas de Estados Unidos en respuesta a la pandemia del Covid-19.

El informe sobre la in­flación acumulada para el período enero-mayo se ubicó en 3.36%. Los gru­pos de mayor aporte al crecimiento del IPC fue­ron transporte (1.48%), alimentos y bebidas no al­cohólicas (0.76%) y bie­nes y servicios diversos (0.60%). El gobernador Héctor Valdez Albizu le atri­buye la importancia al cre­cimiento de la economía norteamericana a menores niveles de desempleo que fue de 5.8. El desempleo fue me­nor entre los hispanos y dis­minuyó a 7.3% en mayo, de un 7.9% en abril.

Los informes del Banco Central compaginan con los pronósticos de crecimien­to del Banco Mundial, BM, y el Fondo Monetario Interna­cional, FMI, de que la econo­mía dominicana crecerá cer­ca de un 6%, por encima de buena parte de los países de la región.


Más en La República