Cientos marchan en contra de canal en el río Masacre

  • Ayer cientos de manifestantes rechazaron el desvío del río Masacre en Haití. W. ESTÉVEZ

Ricardo Santana / William Estévez
Dajabón, RD

Cientos de dominicanos marcharon ayer por las calles del municipio Dajabón, exigiendo al Gobierno dominicano que no permita la construcción de un canal de riego por parte de Haití y que tiene como propósito desviar un trayecto del río Masacre hasta el vecino país.

Los manifestantes llegaron en autobuses y vehículos particulares.

El parque Duarte, frente al Ayuntamiento municipal fue acordonado por tropas mixtas del Ejército y de la Policía Nacional.

Los protestantes luego se dirigieron a la sede del consulado haitiano en Dajabón y se acostaron en su frente.

Sin embargo, soldados y policías rodearon la zona, para impedir incidentes.

“Ellos allá, nosotros aquí, Haití es Haití y República Dominicana es República Dominicana”, fueron algunas de las consignas que pregonaban los manifestantes.

Desde las 6:00 de la mañana la zona fue militarizada, pero aun así la manifestación se realizó con tropiezos.

Entre los que marcharon estaba la diputada del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Sonia Agu¨ero, quien se unió a la protesta.

Igual hicieron productores agrícolas y pecuarios, encabezados por su presidente Ramón Pichardo, quienes dijeron que el desvío del Masacre es una amenaza para la subsistencia de los habitantes de Dajabón, Monte Cristi y otras localidades fronterizas.

El portavoz de los manifestantes, Manuel Nicolás Solano, proclamó que Haití se equivoca si piensa que se saldría con la suya con el levantamiento de esa infraestructura hídrica.

Además, estimó que las autoridades haitianas están violando el Tratado de Paz, Amistad Perpetua y Arbitraje, firmado entre las dos naciones en 1929, y que uno de sus acápites establece que está prohibido desviar las fuentes hídricas de uno y otro país.

Los protestantes, ganaderos, productores, legisladores y personas particulares presentes, advirtieron que las comunidades dominicanas fronterizas están en riesgo, si el Gobierno dominicano acepta la construcción de esa obra.

Hicieron notar que las actividades agropecuarias desaparecerían y que el consumo de agua para la población fronteriza disminuiría en forma drástica.

Mientras, Solano dijo que el río Masacre no es negociable. “El Masacre es dominicano y lo patriotas de este país lo vamos a defender, para que no ocurra como los hospitales que los han entregado a Haití, con todo sus servicios”, agregó.

FRONTERA

Frente a la alcadía local

Denuncias.
La diputada Sonia Agu¨ero refirió que hizo la denuncia del abuso que se está cometiendo en el Congreso Nacional y llamó a unirse, no solo a sus colegas de la frontera, sino a todo el país. Pidió reunirse a protestar en la Plaza de la Bandera, para defender la República Dominica.
Varios nacionalista también hicieron uso de la palabra y volvieron a marchar con destino a la frontera.