Listin Diario Logo
22 de septiembre 2021, actualizado a las 12:07 AM
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República domingo, 30 de mayo de 2021

Cartas de motivación, el medicamento que suministran familiares a sus pacientes

De acuerdo con lo narrado por Carmen todo empezó cuando su esposo, luego de ser ingresado, comenzó a presentar dificultades para respirar y el personal médico le comunicó que tendrían que entubarlo

  • Cartas de motivación, el medicamento que suministran familiares a sus pacientes

    Fotos Raúl Asencio / LD 

  • Cartas de motivación, el medicamento que suministran familiares a sus pacientes
Helenny Amparo
Santo Domingo, RD

Una libreta y un lapicero es lo primero que Carmen Soriano recoge cada mañana antes de emprender el camino desde Boca Chica hacia el hospital Francisco E. Moscoso Puello donde se encuentra ingresado su esposo por covid-19.

El cuaderno que protege entre sus brazos como si se tratara de su pertenencia más preciada, se ha convertido en la única vía de comunicación con Juan de los Santos, quién ya tiene cinco días luchando contra la virulenta enfermedad.

De acuerdo con lo narrado por Carmen todo empezó cuando su esposo, luego de ser ingresado, comenzó a presentar dificultades para respirar y el personal médico le  comunicó que tendrían que entubarlo.

Ante el estado de gravedad al que avanzaba Juan, la señora pidió que le llevaran un mensaje de parte de su familia.

"Díganle que Cristo lo ama, y que entregue su vida a Cristo", fueron las palabras de Carmen y a las que Juan solo le respondió en manera afirmativa moviendo la cabeza de arriba hacia abajo, según le dijo la enfermera.

Al día siguiente, contó Carmen, la doctora le informó que el paciente seguía en estado crítico pero que hizo un esfuerzo por decir unas palabras para su familia.

"Ella (refiriéndose a una de las que notifica el progreso de los ingresados) me dijo que él nos mandó a decir gracias por la notica y que la leyó, que sigan orando por él", declaró.

Sin embargo, la señora aseguró que nunca le envió ninguna carta y la enfermera tampoco encontró el papel.

"Eso fue Dios que se la mandó" afirmó, al tiempo que señaló que se quedó sorprendida pero desde entonces siempre le envía mensajes escritos.

Carmen, que se ha pasado los últimos cinco días lidiando con el sol, el hambre y la angustia de tener a su pareja de vida hospitalizada, aseguró que las notas son "como una medicina para él".

"Hay que mandarle sus mensajes, eso lo ayuda y lo motiva, para que sepa que estamos con él", resaltó.

Explicó, además, que no fue necesaria la entubación y que le han dicho que el hombre de 56 años está estable.

Vigilia diaria

Durante estos cinco días Carmen y dos de sus cinco hijos se levantan a las 4:00 de la mañana para llegar a las 6:00A. M., aproximadamente.

10 horas después, cuando dan el último reporte médico, recogen sus pertenencias y vuelve a casa para repetir la misma rutina el siguiente día.