FAO sobre el país: “Estamos comiendo, pero no alimentándonos”

  • El representante de la FAO en el país, Rodrigo Castañeda Sepúlveda, visitó al director del Listín Diario, Miguel Franjul. JULIO CÉSAR PEÑA/LD

Jhenery Ramírez
Santo Domingo, RD

El representante de la Or­ganización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Re­pública Dominicana, con tan sólo seis meses en esta fun­ción, ya tiene una preocu­pación y es la seguridad ali­mentaria y la nutrición de los dominicanos, que va más allá de si hay producción y dispo­nibilidad para acceder a los alimentos.

Con esto, Castañeda Se­púlveda se refiere a que un alimento tiene que ser nutri­tivo y no sólo que satisfaga el apetito, pero también impor­tan los ingresos de la gente porque mientras menos sean solo podrán acceder a una dieta saturada y con carbohi­dratos porque es más barata.

“Existen indicadores de que la dieta dominicana no es saludable, pues hay tres millones de dominicanos que están en obesidad, que es el 27% de la población”, lamen­tó el representante de la FAO, agregando que antes de la pandemia, 600,000 personas no tenían comida en el país.

En una visita de cortesía realizada al director del Lis­tín Diario, Miguel Franjul, Castañeda Sepúlveda expre­só que esas cifras van en au­mento en medio del corona­virus, aunque aclara que a pesar de que todo el sistema alimenticio sufre en una pan­demia, afortunadamente las medidas de los gobiernos de la región fueron eficientes porque no ha habido una cri­sis alimentaria.

No obstante, el titular de la FAO en República Domi­nicana reitera su preocupa­ción por los ingresos de los dominicanos: “Cuando tie­nes menos ingresos, compras menos y cambias la dieta por alimentos menos saludables, que son más saturados, que tienen más carbohidratos, pero que son más baratos”.

Castañeda Sepúlve­da manifiesta que si las personas quieren que ir a comprar alimentos salu­dables, estos les van a cos­tar cuatro veces más, en­tonces eso hace que solo un pequeño porcentaje de la población pueda tener acceso, generando des­igualdad, además de que hay una especie de ¨pan­tano” porque si la gente quiere comprar comida sa­ludable, hay pocos lugares (en comparación con to­dos los negocios de comi­da “chatarra” existentes) donde lo puedan hacer

Agricultura familiar
La FAO también trabaja en que el Gobierno com­pre a la agricultura local los alimentos para las escuelas, por lo que ha exhortado a los peque­ños agricultores a que se asocien y creen coope­rativas.

SEPA MÁS
Por el consumo orgánico

A pesar de que hoy día más dominicanos se están intere­sando en tener una dieta ba­lanceada, la tendencia de que “estamos sólo comiendo y no alimentándonos” es un pa­trón que el país va siguiendo de la región latinoamericana, de acuerdo con Rodrigo Cas­tañeda Sepúlveda.