Listin Diario Logo
16 de junio 2021, actualizado a las 01:31 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República lunes, 05 de abril de 2021

Murió a los 102 años Campos Navarro, el cazador de gazapos

  • Murió a los 102 años Campos Navarro, el cazador de gazapos

    Campos Navarro aprendió debajo de una mata a corregir y elaborar crucigramas.

Javier Flores
Santo Domingo, RD

“Soy un cazador de gazapos”, de esa forma se definía Manuel Campos Navarro a sí mismo durante una entrevista que le concedió a la periodista Wanda Méndez, en abril del 2019.

La entrevista se realizó con ocasión de cumplir 101 años y allí le contó todas las experiencias y anécdotas que a través de su larga trayectoria había vivido.

Campos se consideraba un “autodidacta de las matemáticas” y en su niñez prefería cambiar los juguetes que le regalaban por libros y durante su época de estudiante solía corregir a su profesor de álgebra.

“Es más, de niño, yo cambiaba juguetes por libros. Me pasé la infancia leyendo. Era un apasionado del idioma. En siendo cosas del idioma yo las recortaba. Recuerdo de mi infancia, una mata de limoncillo que había en el patio de mi abuela. Yo me subía en esa mata a leer todo lo que encontraba. Esa es la época en la que yo más he leído”, narraba Campos Navarro.

Precisamente fue debajo de una mata de limoncillos donde aprendió a corregir y elaborar crucigramas, otra de sus pasiones.

“Yo aprendí a elaborar crucigramas debajo de una mata de limoncillo que había en el patio de la casa”, explicó Campos Navarro, quien decía que aún en ese momento no sabía que luego el hacer crucigramas se convertiría en principal oficio.

30 años en el Listín
También ha tenido inclinación por la gramática. “Soy un cazador de gazapos”, precisó, tras indicar que por eso nunca le falta un lapicero rojo, con el que iba marcando los errores que detectaba.

Aprendió donde creció, desde antes de los 10 años, un hecho que recuerda con emoción.

“Debajo de esa mata de limoncillo yo devoraba la literatura y la matemática, yo solo, aprendí logaritmo y regla de tres”, narra durante la entrevista realizada en su residencia, acompañado de su hija Claris y de su nieta Carina.

LUCTUOSA

Dolor.
La información de su fallecimiento ayer, casi a punto de cumplir 103 años, impactó a la redacción del Listín Diario.

Costumbre.
Aún con 101 años le fascinaba leer periódicos y libros.

Carácter.
En esa entrevista con Wanda Méndez, se describió como un hombre ordenado y sin vicios.