Listin Diario Logo
11 de abril 2021, actualizado a las 09:56 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República sábado, 27 de febrero de 2021

A UN AÑO DE LA PANDEMIA

El impacto del Covid obligó a las empresas a reinventarse

De lo presencial al teletrabajo, un aprendizaje acelerado

  • El impacto del Covid obligó a las empresas a reinventarse
  • El impacto del Covid obligó a las empresas a reinventarse
Patria Reyes Rodríguez
Santo Domingo, RD

El impacto de la pandemia a mediados de marzo de 2020 obligó a la sociedad a adaptarse y a reinventarse para poder mantenerse a flote. Muchas empresas fueron empujadas al teletrabajo para sobrevivir, mientras universidades, escuelas y colegios necesitaron volcarse a la educación virtual para evitar el atraso del ciclo educativo.

Cuando anunciaron el cierre de comercios y empresas, a mediados de marzo de 2020, como medida para frenar la expansión del Covid-19 en el país, a muchas personas les parecía que se les había hecho su sueño realidad, trabajar o estudiar sin salir de sus casa, y sin “coger” tapones. Sin embargo, para algunos fue así, pero para otros esta nueva normalidad resultó un proceso drámatico al que tuvieron que adaptarse sí o sí.

Lo primero fue encontrarse con la dura realidad de que muchas personas no contaban con computadoras en sus casas, o no tenían un buen servicio de internet, o estabilidad del servicio eléctrico. Empresas y trabajadores tuvieron que aunar esfuerzos para no sucumbir.

El teletrabajo se convirtió, a pesar de sus tropiezos, en una alternativa para mantener a flote las empresas y también para evitar la pérdida de empleos.

Con esta experiencia, los empleadores descubrieron las ventajas que tienen con el trabajo a distancia y los trabajadores de alta calificación también han encontrado la manera de optimizar su tiempo y su calidad de vida. Por eso se dice que el teletrabajo llegó para quedarse.

Testimonio
María Cristina Inoa, ejecutiva de una entidad bancaria, nunca había experimentado el teletrabajo. Fue un proceso acelerado de verificación de quienes tenían laptop, configurar los equipos y lograr permisos de seguridad en los sistemas para poder acceder de manera remota.

“El banco se dio cuenta de que era factible, posible, y que podiamos rendir”, explica María Cristina, indicando que ya en el banco se han realizado adendas a los contratos de sus colaboradores para mantener el trabajo a distancia. La idea es implementar un modelo mixto que alterne lo presencial con lo remoto.

Sobre las dificultades, María Cristina refiere que no es lo mismo estar en la oficina que trabajar desde la casa. “Hace falta el contacto físico, tanto con el supervisor directo como con los demas compañeros. También, la comunicación se dificulta y el estar en la casa todo el día resulta “cansón”.

Otro punto que refirió es que el teletrabajar se hace estresante, sobre todo, para las mujeres, ya que se mezcla con las labores domésticas y el ciudado de hijos e hijas.

Para Armando Pérez, especialista en desarrollo de software, la experiencia ha sido buena, ya que puede dedicarle más tiempo a aspectos importantes y no tener que perder una o dos horas en el trafico.

“Puedo dedicarle tiempo a mi esposa, y a mi mascota, pude mejorar mi alimentación y mis descansos son mejores, ya que no me contamino con el ruido de la ciudad y puedo dormir mas, lo cual me hace sentir menos estresado y con mas energía”.

Problemas en las escuelas
En la educación, la virtualidad ha sido un proceso traumático en el que profesores, alumnos y padres-madres aún luchan por adaptarse.

El grito al cielo no solo ha sido por la falta de equipos tecnológicos, ni por el débil acceso a internet de calidad, ni por los apagones que no cesan, sino también por las debilidades del cuerpo docente en herramientas digitales de educación y la baja escolaridad de quienes se quedan en la casa con los estudiantes para guiarles en el proceso de aprendizaje.

Aunque el Ministerio de Educación prometió dotar a estudiantes y maestros de computadoras y laptop y proveerles servicio de internet, la realidad ha sido que la comunidad educativa sobrevive en la escasez de recursos y las limitaciones en el modelo de enseñanzas.

Para colegios y universidades el proceso ha sido acelerado, sin embargo, han logrado con mayor agilidad adaptarse a las plataformas digitales.

CONOZCA MÁS

Resolución sobre el teletrabajo
Antes de la llegada del Covid-19, pocas empresas implementaban el teletrabajo, solo en algunas de call center la asumían con normalidad. El número creciente de empresas que han adoptado esta modalidad y que la contemplan a futuro, obligó al Ministerio de Trabajo a emitir la resolución 23-2020, para regular este modelo de empleo.

La misma indica que el teletrabajo como modalidad especial de trabajo sera voluntaria, estará condicionada a un acuerdo por escrito entre ambas partes y estará sujeta a las disposiciones del Código de Trabajo, la Ley 87/01 que crea el Sistema Dominicano de Seguridad Social y las demás normas que regulan el trabajo en la República Dominicana.