Listin Diario Logo
15 de abril 2021, actualizado a las 11:00 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República jueves, 25 de febrero de 2021

Habitantes en Mencía duermen con un “ojo abierto y otro cerrado” por temor a morir aplastados

  • Habitantes en Mencía duermen con un “ojo abierto y otro cerrado” por temor a morir aplastados
  • Habitantes en Mencía duermen con un “ojo abierto y otro cerrado” por temor a morir aplastados
  • Habitantes en Mencía duermen con un “ojo abierto y otro cerrado” por temor a morir aplastados
  • Habitantes en Mencía duermen con un “ojo abierto y otro cerrado” por temor a morir aplastados
ODALIS BAEZ
Odalis.baez@listindiario.com
Mencía, Pedernales

Con “un ojo abierto y otro cerrado” por temor a que les caiga un pedazo de concreto, así duermen los pocos caficultores que aún quedan en la comunidad rural de Mencía en la provincia Pedernales, ante el deterioro progresivo de las casas de concreto construida desde el año 1977 y donadas por el gobierno del fenecido Dr. Joaquín Balaguer.

 Así lo expresan los pocos agricultores residentes de la comunidad cafetalera, ubicada a aproximadamente 25 kilómetro del municipio cabecero, y que aunque era una de las zonas rurales más visitadas, de cara a sus necesidades presenta un desalentador abandono, mientras que algunas personas que compraron viviendas la tienen esperando su reconstrucción.

Los agricultor Mirciades Ferreras, Pablo Antonio Ureña, Dionisio Rosario, Rosa Antonio Espinal, Juan Rafael Espinal,  Cristina Rosario Damaris, y José Ramón Espinal Corona manifestaron que las casas donde viven cada vez más demandan su reparación, pero las condiciones de los pocos dueños o propietarios que aquí quedan es caótica, producto de la situación económica que no les brinda “nada bueno”.

Gran parte de los que hacían vida común en los negocios y el cultivo de café actualmente brillan por su ausencia, y las casas construidas de hormigón armado se fueron vendiendo a precio de “vaca muerta”.

Algunas de las viejas casas han sido ocupadas por nacionales haitianos que llegan de comunidades de su país como Thiote y otras a realizar labores agrícolas en busca de la subsistencia humana, donde los propios dominicanos dan hospitalidad a los extranjeros.

 Los pocos habitantes de Mencía, a los cuales no le ha quedado más remedios que quedarse en el lugar, duermen cada noche con el temor de quedar aplastados por los techos con enormes grietas y que frecuentemente desprenden pedazos de concreto al piso.

Las malas condiciones de las casa se puede observar desde fuera con solo ver las puertas de madera podridas.

Según expresan los pocos comunitarios, Mencía era una comunidad donde se realizaban, con las participaciones activas y conscientes de sus habitantes, la mayoría de las actividades educativas y culturales.

 Sin embargo, actualmente de 105 casas construida para los caficultores, la mayoría han sido abandonadas por su estado de deterioro, sin puertas, ventadas, y peor aún con sus techos desplomados y las varillas oxidadas.

Esperanza en Abinader

Parte de esos caficultores expresaron que tienen sus esperanzas puestas en el presidente Luis Abinader Corona esperando que el mandatario ponga sus manos para que esa comunidad vuelva hacer lo que era antes, con una agricultura productiva entre cafetales, cítricos y productos de ciclo corto, que permitían la sobrevivencia de las familias nativas y para que los que se alejaron vuelvan a poblar a Mencía.

Los caficultores se quejan, además, de que la carretera que los comunica por el área de la Agüita ha sido dejada a su suerte y se encuentra destruida, ese tramo permitía la comunicación  con sus predios agrícolas la Rosa y el cruce El Manguito para llegar a la comunidad cabecera con Pedernales.

 Según comentan, la vía está destruida en los referidos tramos y otros de la provincia producto del impacto de la Tormenta Laura, que devastó las vías y destruyó productos que estaba sembrados.

En ese sentido los agricultores de Mencía, creen que Abinader escuchara sus reclamos, puesto que en su discurso dio a conocer que para los agricultores volverán los incentivos agrícolas como se hacían hace muchos años, y así la carretera Mencía-La Altagracia volverá hacer el medio de comunicación que era ante entre ambas comunidades.

Intento

En la pasada administración se hicieron intentos de construir la vía y  reconstruir las casas, pero todo resultó infructuoso.

Prestamos

Los préstamos de tasa cero a que se refirió el presidente Abinader en una visita que hiciera a Pedernales no han llegado a esa comunidad, según expresaron los lugareños y quienes esperan poder recibir el dinero para tratar mejor las condiciones de sus predios agrícolas.

Fallecidos

Mencía fue habitadas hace muchos años y parte de sus colonos han fallecido, pero sus familiares, que eran también parte de la vida común de este poblado de la parte alta, unos abandonaron y otros sigue ahí.

La radio

Para los pocos pobladores de Mencía la radio local y nacional se escuchan con mucha dificultad, mientras que las haitianas han ocupado la frecuencias, lo que al parecer ha permitido que la música de esa país con su transculturación se haya filtrado en toda la zona.

Según indicaron, para escuchar las emisoras del municipio de Pedernales, como Radio Pedernales en los 93-3 FM, Jadipa 69.1 FM y la Kalle 96.3 FM tienen que ubicarse en la parte.


Más en La República