Listin Diario Logo
04 de marzo 2021, actualizado a las 01:48 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República martes, 23 de febrero de 2021

Colaboración

PLD versión 4.0

  • PLD versión 4.0
Rafael Paz
Santo Domingo, RD

 He asumido un compro­miso de vi­da con la democracia dominicana y las justas rei­vindicaciones que requiere el pueblo dominicano para avanzar hacia el desarro­llo. En ese contexto, el for­talecimiento del sistema de partidos políticos es funda­mental. Como parte del Co­mité Central del Partido de la Liberación Dominicana he asumido la tarea de tra­bajar duro en el marco de este Noveno Congreso, Dr. José Joaquín Bidó Medina, para dinamizar, fortalecer y transformar el partido fun­dado por el profesor Juan Bosch.

Como parte de ese es­fuerzo, y promoviendo una amplia unificación de criterios en la organi­zación, que permita el es­tablecimiento de una car­ta de ruta que concrete en transformaciones reales el anhelo de renovación que quedó expresado en las ur­nas el pasado domingo 14 de febrero, con la elección de 300 nuevos miembros del Comité Central, hemos elaborado un conjunto de propuestas para la moder­nización y actualización del PLD a una versión 4.0. Esto en aras, de impulsar un proceso poderoso y di­námico que nos permita recuperar el favor mayorita­rio del pueblo dominicano para volver a conducir los destinos nacionales a favor de las grandes mayorías. A tales fines proponemos:

1) Definición una Nue­va Visión País que permi­ta construir un proyecto de desarrollo nacional acorde con los nuevos tiempos. En 20 años de gobierno el PLD transformó el país descrito por Juan Bosch en Compo­sición Social Dominicana y debemos actualizar nuestro diagnostico social y diseñar un nuevo camino a partir del contexto actual.

2) Activar todos los or­ganismos de dirección, me­dios y de base. Volver al par­tido con una vida orgánica sólida. Establecimiento de nuevos métodos de trabajo y hacer fluida la comunica­ción de organismos de base y de dirección. Erradicar el individualismo en las deci­siones partidarias y volver un enfoque general, siem­pre analizando lo particular.

3) Convertirnos en un partido a la vanguardia en términos de transparen­cia. Adoptar la Norma ISO 31000 sobre Prevención de Riesgo Lavado de Activos y Financiamiento del Terro­rismo. Romper con la cul­tura de discrecionalidad y declarar guerra a la corrup­ción.

4) Impulsar un modelo de liderazgo político en fun­ción del conocimiento y las ideas. La Casa Nacional de­be volver a ser un centro de formación y capacitación, con conferencias interna­cionales, charlas, talleres y debates.

5) Crear una de Ofici­na de Análisis y Evaluación del Presupuesto e Impacto Económico de Legislaciones para apoyar a nuestros con­gresistas en rol de fiscaliza­ción y ofrecer información de calidad a opinión pública sobre curso de la economía nacional.

6) Modernización tecno­lógica sin precedentes: im­plementar un APP parti­daria para comunicación, gestión financiera y moni­toreo de organismos del partido. Utilizar Inteligen­cia Artificial y Big Data para proyectar acciones políticas y de comunicación.

7) Nueva producción edi­torial y creación de conteni­do: Relanzamiento de Van­guardia del Pueblo como espacio abierto e inclusivo y Podcast sobre asuntos de competencia de cada secre­taria del Partido. Contenido de calidad para el Siglo XXI.

8) PLD partido de causas: Activar las 39 secretarías y una agenda vinculación con organizaciones socia­les. El PLD debe acompa­ñar al pueblo en sus luchas y reivindicaciones sociales, económicas, medioambien­tales e institucionales.

9) Poner en marcha nue­vos métodos de recauda­ción que permitan al par­tido disponer de recursos para obras bien social que impacten personas y comu­nidades, financiar con su­ficiencia sus actividades y abrir locales a nivel nacio­nal. Un PLD presente y soli­dario para los dominicanos

10) Crear vínculo más sólido con los dominica­nos en el exterior y juven­tud formada el extranjero. Construir propuestas políti­cas públicas más inclusivas, solidarias y que reflejen me­jor necesidades de una ciu­dadanía más crítica y acti­va. En resumen: Volver a Bosch, pero versión 4.0