Listin Diario Logo
11 de abril 2021, actualizado a las 12:02 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República miércoles, 17 de febrero de 2021

Médicos y enfermeras esperaban sonrientes inmunización anti-Covid

  • Médicos y enfermeras esperaban sonrientes inmunización anti-Covid

    La vacunación tuvo muy buena acogida en los médicos.

Laura Castillo
Santo Domingo, RD

Sentados en los asientos rojos del salón de conferencia del hospital Moscoso Francisco Puello, permanecían ayer los médicos y enfermeras de primera línea que están incluidos en la primera fase de la jornada de vacunación contra el virus.

Durante el proceso la mayoría del personal médico aguardaba con un buen sentido del humor, otros estaban de brazos cruzados, unos llenando la ficha de consentimiento sin leerla mientras los demás observaban minuciosamente el proceso de la aplicación de la dosis.

Las puertas del salón estaban custodiadas por agentes policiales que permitían la entrada a los médicos al tiempo que el director del hospital, Emmanuel Silverio, se paseaba por el lugar una y otra vez observando el procedimiento.

Allí dentro el lugar se dividía en dos: en la parte derecha estaban los que esperaban su turno y llenaban el formulario de consentimiento y en el lado izquierdo los que tenían que durar al menos 30 minutos después de aplicarse la vacuna para observar posibles efectos secundarios.

De fondo adornaban dos letreros de color azul oscuro con el eslogan “Vacúnate RD”  que  busca concientizar a la población durante el plan de vacunación contra el covid-19 para contrarrestar el virus.

Justo al lado estaba una mesa blanca de plástico donde dos chicas se encargaban de exigir la cédula de identidad para anotarlos con su nombre y apellido completo en la hoja de registro.

Después procedían a llenar un documento que establecía su consentimiento una vez que se firmará. Las encargadas que suministraban el papel exhortaban leerlo, petición que muchos ignoraron y en seguida plasmaron su nombre sin interesarse en qué consistía.

En otra mesa había dos termos de color negro con las 60 dosis de la vacuna Covishield de Astrazeneca, fabricada en la India. A su lado la caja de jeringa pequeñas, manitos limpias y detrás las enfermeras que aplicaban las vacunas con una debida protección y una previa higienización del hombro.

Las 60 dosis se agotaron pasadas las 12 del medio día y se espera que hoy miércoles se continúe con la aplicación de los 110 médicos que faltan, ya que en el área de covid hay 174 que prestan servicios incluyendo unos 59 jóvenes que son residentes en la emergencia. 

Al momento de los residentes llegar se hizo notar una algarabía y se advertían unos a otros “hacerse una foto” de recuerdo o para colgarlas en las redes sociales de inmediato.

Luego de aplicarse la vacuna entre ellos se relajaban diciendo que “veían doble o de color verde y hasta que presentaban calambres”. Uno de ellos hizo un pequeño simulacro en la silla donde estaba sentado extendiendo una pierna y poniéndola a temblar sin parar.

Aunque no se sabe con certeza si  la forma jocosa en la que fueron a vacunarse los 59 jóvenes era para enfrentar el miedo o sentirse en confianza la mayoría se vivió el momento y otros se quedaron tranquilos en sus asientos hasta llegar su turno.

“Amiguis tómame una foto para subirla”, “si no me he muerto de jumo menos me matará esta vacuna”, fueron algunas de las frases que expresaron los residentes.

Los mismos consideran la aplicación de la vacuna “normal” como cualquier otra solución para enfrentar a un virus como ha pasado en diferentes ocasiones.