Señor de 79 años al ver a su hija por una ventana del área de Covid: “Tengo sed”

Cuando el señor se percató que era una de sus hijas que vociferaba su nombre intentó pararse de la cama.

  • Jariney Rodríguez y su hermana en espera de saber de su padre afectado por COVID-19.

Laura Castillo
Santo Domingo, RD

“Lo vi por una ventana y me dijo que tenía sed”, expresó Jariney Rodríguez al relatar lo que hizo para saber del estado de su papá ingresado por coronavirus.

La joven, quien se encontraba sentada frente al área habilitada para Covid-19 del hospital Moscoso Puello de esta capital dominicana, estaba desde tempranas horas de la mañana en espera de que los médicos salieran a dar el informe de la evolución de los pacientes.

La desesperación incitó a esta y a su hermana de “buscar la forma de verlo” porque es un señor de 79 años de edad y tiene problemas en la vista.

Al asomarse a una de las ventanas que tiene la sala de internamiento susurraron su nombre para saber si estaba bien y efectivamente, Sergio Antonio Rodríguez se movió buscando de dónde salía la voz.

Cuando el señor se percató que era una de sus hijas que vociferaba su nombre intentó pararse de la cama.

“El hizo el esfuerzo de levantarse y ahí escuché que me dijo que tenía sed”, cuenta Jariney mientras esperaba un informe oficial sobre la salud de padre afectado por el virus.

Luego de saber que su progenitor quería tomar agua, ahora los pensamientos angustiantes de Jariney y su hermana no cesan al imaginarse que quizás tenga otras necesidades y ellas no puedan asistirlo como se lo merece.

Saber el estado de un paciente ingresado con coronavirus en algunos centros médicos de esta capital dominicana ha vuelto hacer una odisea como en marzo, cuando inició la pandemia.

Otros familiares también esperaban al frente del área especial para pacientes infectados con coronavirus los resultados de la evolución de su familiar afectados por el virus.