Listin Diario Logo
29 de noviembre 2020, actualizado a las 05:19 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República sábado, 31 de octubre de 2020

El mundo del concho se salta las reglas

El transporte público no respeta el distanciamiento social en las “horas pico”

  • El mundo del concho se salta las reglas

    Usuarios del transporte público durante la mañana del viernes en Santo Domingo, capital de República Dominicana. JORGE CRUZ/LD

  • El mundo del concho se salta las reglas
  • El mundo del concho se salta las reglas
  • El mundo del concho se salta las reglas
Ashley Ann Presinal
Santo Domingo, RD

Luego de cinco meses de haber reanudado las labores de transporte público en el país, después de que el gobierno dominicano prohibiera el 21 de marzo de este año  la circulación de autobuses, minibuses interurbanos, de  la OMSA, el Metro y el Teleférico, el sector, que moviliza diariamente a cerca de 2,500,000 dominicanos, ha tenido que apegarse a medidas sanitarias para proteger a la población.

No obstante, pasajeros y choferes se quejan de que en la mayoría de estos medios de transporte no se están siguiendo los protocolos de prevención,  sobre todo en las conocidas comúnmente como “horas pico”.

“En la hora pico usted va al metro y está todo el mundo ‘empaquetao ', así mismo es en todas partes. Ya el pueblo le ha perdido el miedo al Covid porque las autoridades no hacen ninguna represión”, mencionó  Amaury Almánzar, encargado de finanzas de la ruta Churchill-Feria.

Según el Informe Trimestral de Evolución de la Demanda de la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (Opret),  a partir de marzo del año en curso se produjo un descenso en la cantidad de usuarios que abordan el Metro y el Teleférico  de Santo Domingo, producto de las medidas restrictivas del gobierno para minimizar la propagación del coronavirus, las cuales obligan a transportar el 30% de la capacidad de los trenes y el 40% de las cabinas del Teleférico.

De acuerdo con la Opret, desde julio hasta septiembre de este año el total de usuarios transportados por las líneas del Metro de Santo Domingo y el Teleférico fue de 10,576,419. Estas cifras representan un descenso en comparación con los 26,185,090 usuarios que utilizaron los servicios para estas fechas en el 2019.

Sin embargo, a pesar de la notable reducción en los números, los pasajeros habituales aseguran que alrededor de las 7:00 de la mañana y las 6:00 de la tarde movilizarse en el Metro es un “verdadero caos”, por el gran flujo de personas que se reúnen en las líneas y paradas. “Hay un espacio marcado que se supone que es para la gente ponerse ahí, entonces se aglomeran y no están respetando las marcas del piso”, dijo Nairobi Núñez, usuaria del Metro de Santo Domingo.

A pesar de que la medida de cuatro pasajeros en los carros públicos dispuesta por el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant) parece estarse cumpliendo, los usuarios advierten que aun así el riesgo de contagio es alto, ya que no se cumple el metro de distancia dentro de los vehículos.

 Por otro lado, los choferes de autobuses dicen estar respetando las medidas sanitarias ya que las “guaguas” pequeñas llevan 20 pasajeros, mientras que las más grandes transportan a 31, casi la mitad de su capacidad.

“De 54 pasajeros que coge la guagua montamos 30 y 31 pasajeros, esa es la más grande. Las más pequeñas cogen 19 a 18”, afirmó Darío Montero, supervisor de la parada de autobuses del kilómetro 9 de la autopista Duarte.

En cambio Núñez, quien se moviliza en “guaguas” públicas en las “horas pico”, negó que se estén siguiendo los protocolos de distanciamiento debido a que con tal de “montar a más pasajeros” los choferes permiten que ingresen muchas personas. “Algunos choferes dicen que hay espacio y no hay, por cobrar un pasaje más meten hasta a cuatro y cinco personas en la cocina”, indicó.

Los choferes se quejan

Marcelino Florentino, organizador de la ruta Feria-Churchill,  se quejó de que después de la pandemia “se está perdiendo más” debido a las alzas en los precios del gas y los gastos que implica brindar  el servicio.

“El chofer no está haciendo nada, solo está buscando el combustible y el moro de la casa. Nosotros no tenemos economía, estamos viviendo el día a día, lamentablemente es así”, agregó Florentino.

Igual opina Pedro González, quien ha sido chofer de carro público por más de 30 años, y señala que ha perdido más del 40% de sus ingresos en lo que va de año.

Jovanny Belén, chofer de autobús, también culpa a la pandemia de la baja en sus ganancias. “Se ha perdido demasiado dinero, antes ganaba dos mil y pico ahora me gano 800 o la mitad”, mencionó.

Otras medidas de seguridad

Entre los protocolos sanitarios anunciados por la Opret que funcionarían a partir del 21 de mayo en el Metro y Teleférico de Santo Domingo se encuentran el uso obligatorio de mascarillas, la higienización de las manos y las señalizaciones en las instalaciones que le indican a la población dónde colocarse para evitar aglomeraciones innecesarias.

Además, en el Teleférico solo se permite abordar hasta cuatro personas por cabina para limitar la exposición y se redujo el horario de servicio de ambos medios para respetar el toque de queda impuesto a nivel nacional.


Más en La República