Listin Diario Logo
22 de noviembre 2020, actualizado a las 10:50 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República viernes, 30 de octubre de 2020

Los dos crímenes ocurridos durante el toque de queda que han impactado a la ciudadanía

  • Los dos crímenes ocurridos durante el toque de queda que han impactado a la ciudadanía
Santa Marte
Santo Domingo, RD

La ciudadanía ha visto con asombro dos crímenes ocurridos en la última semana, cuyas víctimas han sido dos niñas menores de edad, pero con un aspecto particular, ambos han ocurrido durante el toque de queda.

Y es que, previo a la pandemia del coronavirus los actos delictivos podrían resultar comunes a cualquier hora del día y la noche. Sin embargo, pocos se pueden imaginar que entrado en vigencia el horario del toque de queda, donde solo pueden circular aquellos empleados que lo justifiquen y con un permiso otorgado por las autoridades,estos crimenes puedan ocurrir. 

Pero esto, al parecer no ha sido suficiente para controlar la circulación de personas, observándose conglomerados en cualquier lugar sin una causa que lo justifique, donde se mezclan “mansos y cimarrones”.

Esto ha provocado que delincuentes aprovechen la quietud que en algunos lugares reina con el toque de queda para sorprender a ciudadanos y robarles sus pertenencias, como es el caso de la familia que la noche del pasado miércoles fue sorprendida por dos asaltantes en un motor, quienes les llevaron celulares y de paso le arrebataron la vida a una niña de cinco años de edad e hirieron al padre de ésta.

El hecho se produjo en el sector Juana Saltitopa del municipio Los Alcarrizos cuando los acusados Riquilmi Mercado, de 22 años de edad, y un acompañante suyo, solo identificado como “Blondi”, llegaron en un motor a la calle 9, cerca de las 10:00 de la noche, sorprendiendo a varias personas que estaban en frente de su hogar con sus celulares en las manos.

Sin perder tiempo, la familia entra despavorida al interior de la casa, logrando esconderse en una de las habitaciones, pero la señora Marleny Pepén solo pudo llegar hasta la sala de la vivienda, logrando alcanzarla uno de los asaltantes, quien la encañonó, obligándola a entregarle el celular. Alguien dio la voz de alerta y es cuando un vecino que está en la vivienda contigua junto a su familia, incluyendo una niña que estaba viendo televisión sale para ver lo que ocurre.

Como en toda situación de peligro, lo primero que se protege es a los menores, Franklin Emilio Batista no fue la excepción, agarró a su hija Yubelkis Batista, de 5 años, para asegurarse de que estaba a salvo, sin imaginar que se convertiría en el escudo para que una bala disparada por los delincuentes la impactara directamente en la cabeza, quitándole la vida al instante, mismo proyectil que lo hirió a él en el abdomen.

Del  hecho se acusa a Riquilmi Mercado, de 22 años, y un acompañante identificado solo como “Blondi”.

Mercado ya fue detenido, dijo la Policía anoche, mientras exhorta a “Blondi” a que se entregue “por las vías correspondientes. Ambos tienen fichas policiales por distintos delitos, pero andaban libres por las calles violando las normas del toque de queda y sin miedo a la autoridad.

Otro episodio que también ha provocado la indignación de la ciudadanía fue el asesinato y violación de la adolescente de 16 años, Perla Taveras, en un hecho ocurrido el pasado día 19, cuando su padrastro Delion Santana Matos la fue a buscar en un colmado donde se encontraba compartiendo con unas amigas con el pretexto de “hablar una cosa”.

A tres días de intensa búsqueda el cuerpo de Perla fue encontrado por la abuela, luego de que el acusado se la llevara a una poza del río Isabela, a donde la violó y luego la asesinó para que no lo delatara. El hombre fue enviado a cumplir un año de prisión preventiva en la cárcel 15 de Azua.

Este hecho también se produjo dentro del horario del toque de queda, 1:30 de la madrugada, lo que da a entender que la gente se desplaza sin ningún temor a la autoridad cualquier hora, dejando la interrogante sobre dónde están los policías encargados de velar porque se cumplan las normativas cuando entra en vigencia el toque de queda.