Listin Diario Logo
24 de noviembre 2020, actualizado a las 06:19 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República viernes, 23 de octubre de 2020

Fiordalisa Castillo solicita ayuda para seguir viviendo

  • Fiordalisa Castillo solicita ayuda para seguir viviendo
Carmen Guzmán
Santo Domingo, RD

A un año y cuatro meses de haber sido operada a corazón abierto, Fiordalisa Castillo Mejía no ha logrado tener los resultados que esperada. Los médicos determinaron que se le debían poner unos puentes en el corazón para ayudar a un mejor funcionamiento. Sin embargo esto no ha dado los resultados deseados.

A los ocho días de la operación volvió a ser ingresada nuevamente y producto de este internamiento se produjo una deuda de $300,000 pesos. Para ser dada de alta llegaron a un acuerdo de pago con la institución donde pagaría mensualmente $7,000.00 pesos.

Luego de recibir el alta médica la señora Castillo tuvo que ser ingresada nuevamente, producto de otras tres recaidas y como resultado los doctores entendieron que necesitaría un desfibrilador para poder ayudar a su corazón a un mejor funcionamiento, ya que fue diagnosticada con cardiopatía dilatada isquémica con disfunción sistólica severa.

“El procedimiento que me hicieron fue una revascularización de la cirugía que ya tenía y se dieron cuenta que tengo dos puentes tapados y no hay forma de repararse, por eso los médicos optan por ponerme un desfibrilador, pero este aparato tiene un costo que no puedo alcanzar”, indica la señora Castillo.

El costo de este aparato asciende aproximadamente a un millón de pesos, que ni ella ni sus familiares poseen. “Yo soy empleada pública, pero el sueldo que gano lo comparto para pagar la deuda que tengo con la institucion donde me hice la cirugía y mis medicamentos. Mis hijos me ayudan con mis otros gastos de comida”, dice.

De no realizarse el procedimiento sus recaidas se presentarían con frecuencia, de acuerdo al diagnóstico médico, lo que podría degenerar en una muerte súbita.

“Mi corazón ya no tiene fuerzas para trabajar de manera adecuada, pero si puedo ponerme el desfibrilador mi calidad de vida se prolonga”, explica.

La señora Castillo y su familia solicitaron la mano amiga y solidaria de todo aquel que pueda colaborar para ayudarla a prolongar sus días de vida. “Yo sé que una sola persona no me puede ayudar con el millón, pero entre varias de a poco yo sé que si”.

Las personas interesadas en colaborar con la causa se puede comunicar al telefono: 809-561-4494 o depositar al número de cuenta 9602236464, del Banco de Reservas.


Más en La República