Listin Diario Logo
24 de octubre 2020, actualizado a las 12:04 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República jueves, 24 de septiembre de 2020

Autoridades de Seguridad Social con nuevos retos

  • Autoridades de Seguridad Social con nuevos retos

     Luis Miguel De Camps juramenta autoridades.

Doris Pantaleón
Santo Domingo, RD

Con retos y temas pendientes algunos de ellos en carpeta  por 19 años justo con el nacimiento de la Ley 87-01, el Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS) estrena nuevas autoridades en sus diferentes estamentos directivos, muchos de ellos de trayectoria pública muy poco conocida en la materia.

Entre los temas que han permanecido en espera de solución están la conflictiva puesta en marcha de la estrategia de Atención Primaria con el primer nivel de atención como puerta de entrada al sistema, que marcaría el cambio del modelo de atención curativo que predomina en República Dominicana para dar paso al preventivo.

Así como la entrada en vigencia del régimen contributivo- subsidiado, que está contemplado en la ley y abarca a trabajadores informales y por cuenta propia, el cual se contempla en la Ley 87-01 dentro de la separación en regímenes en que se dividió la población dominicana, estando en funcionamiento solo el régimen subsidiado y el contributivo.

Nuevos rostros

Los cambios iniciaron con el presidente del Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNSS) que tal como lo establece la Ley 87-01 es presidido por el actual ministro de Trabajo, Luis Miguel De Camps.

 Seguido del director ejecutivo del Seguro Nacional de Salud (SeNasa), el ortopedista Santiago Hazim, en sustitución de la médico familiar Mercedes Rodríguez  y el director ejecutivo del Instituto Dominicano de Prevención y Protección de Riesgos Laborales (IDOPPRIL), doctor Fausto López Solís en sustitución de Elisabeth Matos, quien estuvo al frente del organismo desde su fundación.

  El último Decreto, el número 477-20 emitido recientemente designa al señor Felix Aracena Vargas,  como gerente general del CNSS y a Marilyn Lissette Castillo como subgerente. La gerencia general estuvo ocupada en los últimos años por el historiador Rafael Pérez Modesto.

 En la Dirección de Información y Defensa del Afiliado (DIDA) fue designada Carolina Serrata Méndez, cargo que ocupaba desde hace 18 años la sindicalista Nélsida Marmolejos.

Los mismos fueron nombrados luego de que se presentaran ternas en cada una de las entidades, tal como lo establece la ley.

Ratifica al TSS

El mismo decreto nombra a Henry Sadhalá como tesorero de la Seguridad Social (TSS), el único del sector que ha sido ratificado en el cargo que ocupaba por años.

Sisalril y Sipen

Aún permanecen ocupando las posiciones de Superintendente de Salud y Riesgos  Laborales (Sisalril) y de Pensiones (Sipen), el doctor Pedro Luis Castellanos, quien había sido ratificado por un nuevo período meses atrás por el anterior gobierno por un período de cuatro años , así como Ramón Emilio Contreras Genao, quien aún no ha cumplido su gestión de cuatro años.

Las nuevas autoridades fueron juramentadas y tomaron posesión ayer en un encuentro realizado en la sede del Consejo Nacional de la Seguridad Social.

El afiliado pide respuestas

Por años se ha generado  conflicto entre el Colegio Médico Dominicano (CMD),  el Consejo de  Sociedades Médicas Especializadas y la Asociación de Clínicas y Hospitales Privados (Andeclip) con las Administradoras de Riesgos de Salud (ARS) que participan como intermediarias en el Seguro Familiar de Salud (SFS) por desacuerdos de interés económico, más que todo.

Los médicos piden entre otras cosas ajustes de las tarifas y honorarios que les pagan las ARS por los servicios que ofrecen a los afiliados, tanto por consultas como por procedimientos, que ellos dicen que son tarifas muy bajas. Las ARS dicen que las mismas son establecidas y reguladas por las autoridades del sistema.

 El afiliado o usuario se ha mantenido siempre en medio de estos desacuerdos y por años reclama soluciones  a los  altos copagos y a la inclusión de tratamientos y procedimientos médicos-quirúrgicos que no tienen coberturas debido a que no están incluidos en el Plan de Servicios de Salud (PDSS), lo que eleva su gasto de bolsillo.