Listin Diario Logo
27 de octubre 2020, actualizado a las 08:07 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República viernes, 18 de septiembre de 2020

LOS QUE NUNCA VOLVIERON (5 DE 5)

La Policía todavía no tiene todas las pistas de los desaparecidos

  • La Policía todavía no tiene todas las pistas de los desaparecidos

     La Policía no ofreció datos sobre desparecidos en el último año.

  • La Policía todavía no tiene todas las pistas de los desaparecidos
  • La Policía todavía no tiene todas las pistas de los desaparecidos
Dalton Herrera
Santo Domingo, RD

 A pesar de la insisten­cia que ha tenido el LISTÍN DIARIO por conocer las estadís­ticas que posee la Policía Nacional sobre el número de personas desaparecidas en el último año, ha sido imposible ob­tener una respuesta satisfactoria de las autoridades.

Así como nosotros no hemos podido encontrar esta informa­ción, así hay miles de personas en el país esperando que la Poli­cía Nacional dé con el paradero de sus familiares.

Dentro de la incógnita que arropa los datos de personas desaparecidas, este medio ha recogido de todas formas algu­nos de los casos que han queda­do sin solución en el país y que con el pasar del tiempo han ter­minado en ese rincón de tela de araña y polvo llamado olvido.

Dedicamos este trabajo perio­dístico a todas esas familias que no han podido encontrar con­suelo al no saber motivos ni cir­cunstancias sobre el destino de sus seres queridos.

Aurora Wiwonska Marmolejo Reyes

Desapareció el 7 de diciembre de 2001 en los alrededores de la Universidad Autónoma de San­to Domingo (UASD). Fue vista por última vez con su pareja de ese entonces mientras discutían en el parqueo de un bar en la avenida Tiradentes de la capital.

Juan Alfredo Lora

El fotógrafo de Herrera fue vis­to por última vez el 28 de julio de 2012. Una cámara de seguri­dad en la avenida Luperón de la capital lo captó supuestamente con un cliente que lo había con­tratado para una sesión de fo­tos.

Rosa María Mora

La “doñita” desapareció el 23 de noviembre de 2017 cuando se dirigía a las 4:00 de la madruga­da a una iglesia que queda a una esquina de su casa. Ninguna cá­mara de seguridad pudo captar su rastro en los alrededores del sector Honduras de la capital.

Yodalis Luciano

Aquel fatídico 6 de octubre de 2015, la niña de 11 años sa­lió hacia la escuela Hermanas Mirabal para juntarse con unas compañeras de clases, a fin de hacer una tarea. Una de sus amigas no llegó y supuestamen­te fue a buscarla hasta su casa junto a otra estudiante que nun­ca pudo ser identificada; y des­de entonces nadie sabe su des­tino.

José Modesto y Jerry Carrión

Son dos amigos que fueron vistos por última vez el 23 de marzo de 2017. Modesto Rey­noso, de 37 años, quien se dedi­ca al “motoconcho”, salió a bus­car a su amigo Carrión, de 24, al cementerio Cristo Redentor pa­ra llevarlo a Los Alcarrizos. Sin embargo, ya ha pasado más de tres años y no se ha sabido na­da del paradero de los hombres que residían en el sector Los Gi­rasoles.

Juan Almonte Herrera

El 28 de septiembre de 2009, Juan Almonte Herrera, de 50 años, de profesión contable, miembro del Comité Dominica­no para la Defensa de los Dere­chos Humanos, vicepresiden­te del partido izquierdista del Movimiento de Unidad Domi­nicana (MUNDO), según testi­gos oculares fue detenido por la Unidad Antisecuestro de la Poli­cía Nacional dominicana, mien­tras regresaba a su trabajo en Santo Domingo.

 Liz María

La niña de 9 años desapareció el pasado 16 de agosto cuando a las 11 de la mañana entró a la casa de Starlin Francisco San­tos, ubicada en el sector Ensan­che Isabelita. Posteriormente el presunto criminal confesó ante las cámaras de agentes policia­les que él la violó, mató y lanzó su cuerpo al mar Caribe. Sin em­bargo, se retractó de su confe­sión y los restos de la menor no han sido localizados.

Dorian Streit Dorrejo

Raptado por su padre desde la Fiscalía de Puerto Plata el vier­nes 4 de marzo del 2011, cuan­do tenía apenas ocho años. Marco Aurelio Giusseppe Streit, de nacionalidad suiza, se lo lle­vó sin dejar rastro.

Jhon Marcos Capellán

La madrugada del 24 de agos­to de 2014 salió junto con otras personas rumbo a la vecina isla de Puerto Rico, detrás del sueño que comparten muchos domini­canos de poder llegar a territo­rio estadounidense, pero al pa­recer jamás llegó a su destino.

Randy Francisco Lora Mendoza

El pasado 1 de agosto fue visto por última vez cuando presun­tamente salió de su trabajo en compañía de un amigo que lo habría encaminado a bordo de un vehículo, desde la avenida Sabana Larga hasta la intersec­ción de las avenidas Tiradentes y John F. Kennedy alrededor de las 6:00 de la tarde. Sin embar­go, nunca llegó a su casa.

Guido Gil

Tras ser apresado por agentes poli­ciales el 17 de enero de 1967, fue desaparecido en San Pedro de Ma­corís el periodista, abogado y di­rigente político. Esa desaparición fue uno de los hechos que manchó el periodo de los 12 años de Joa­quín Balaguer.

Henry Segarra

Con apenas 25 años de edad, Henry Segarra Santos, desaparecido para siempre el 25 de julio de 1969. Fue un activista del Movimiento Popular Dominicano (MPD) y luchador anti­balaguerista. Su esposa, Gladys Gu­tiérrez, hizo hasta lo imposible por encontrar su cadáver sin resultado alguno.

Narciso González “Narcisazo”

Desapareció un 26 de mayo de 1994 luego de que llamara a la desobediencia civil en contra de Joaquín Balaguer en un discur­so pronunciado en el auditorio de Economía de la Universidad Autó­noma de Santo Domingo (UASD).

El 2 de abril del año 2012, la Corte Interamericana de los De­rechos Humanos condenó al Es­tado dominicano por negligencia en las investigaciones relativas a este caso. En tal sentido, la CorteIDH or­denó al país realizar “las investi­gaciones y procesos necesarios” para “establecer la verdad de los hechos”, así como identificar y sancionar a los responsables de la desaparición forzada de González.

En cuanto a indemnizaciones, determinó que el Estado debe pa­gar por daño inmaterial un total de 290.000 dólares a los familia­res de González, por ingresos de­jados de percibir por el periodis­ta, 70.000 dólares, y por costos del proceso, 33.200 dólares.

 SEPA MÁS

¿Por qué no se encuentran?

Como diría el cantautor pana­meño Rubén Blades…

¿Adónde van los desapareci­dos?

Busca en el agua y en los ma­torrales

¿Y por qué es que se desapa­recen?

Porque no todos somos igua­les

¿Y cuándo vuelve el desapa­recido?

Cada vez que los trae el pen­samiento

¿Cómo se le habla al desapa­recido?

Con la emoción apretando por dentro.