Listin Diario Logo
19 de octubre 2020, actualizado a las 09:51 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República domingo, 13 de septiembre de 2020

Periodismo

Las redacciones no deben cerrar ni sustituirse por teletrabajo

  • Las redacciones no deben cerrar ni sustituirse por teletrabajo

     El teletrabajo nunca debe sustituir al periodismo presencial.

  • Las redacciones no deben cerrar ni sustituirse por teletrabajo
Redacción
Laboratorio de Periodismo Luca de Tena

El anuncio de algu­nos medios de que van a ir reduciendo e incluso cerrando las redacciones pa­ra apostar por el trabajo en re­moto de los periodistas, entre otras razones porque este siste­ma ha funcionado en la cober­tura de la pandemia y porque consideran que “la sociedad ha cambiado”, tiene algunos “da­ños colaterales” que conviene repasar sin ánimo de exhausti­vidad.

Es evidente que si la medida responde a razones de super­vivencia económicas y la con­tinuidad del medio de comu­nicación depende en exclusiva del pago de los alquileres del inmueble, el debate no ha lu­gar porque es mejor que se pa­guen salarios que alquileres, pero -sin entrar en temas labo­rales- si se trata de una apuesta por una nueva forma de enten­der el periodismo para aho­rrar costes, no está de más re­cordar que muchos periodistas han aprendido el oficio no sólo en las calles, sino en las redac­ciones, escuchando a los perio­distas con más experiencia y descubriendo cómo afrontar si­tuaciones tensas o como enfo­car un tema, así como muchos de los rudimentos del oficio.

Las redacciones han funcio­nado siempre cómo punto de unión intergeneracional y cen­tro de ideas. Precisamente, va­rios medios estadounidenses, entre ellos de The New Yorker y The Washington Post se han hecho eco estos días de esa ten­dencia a cerrar o desarbolar las redacciones (de manera defi­nitiva, no de forma temporal por las restricciones del CO­VID-19), aludiendo a lo que el periodismo y las ciudades pierden cuando una redacción se deslocaliza y los periodistas se quedan sin un espacio en el que trabajar conjuntamente.

La redacción, piedra de toque del periodismo

Con motivo del anuncio de Tri­bune Publishing, propietaria del Chicago Tribune, de que varios de sus otros periódicos ya no contarán con redacción, entre ellos Capital Gazette, Morning Call, New York Daily News (que fue una vez el pe­riódico con más circulación de EEUU), Carroll County Times, y el poderoso Orlando Senti­nel, el Washington Post alerta de que los periodistas han sido empujados por el coronavirus a trabajar en remoto, y ahora, “algunos se enfrentan a la po­sibilidad muy real de no volver a trabajar en una redacción física, una piedra de toque del periodis­mo, y lo que eso podría significar para el futuro de su profesión”. “Si no tienes ubicación física, es como si no estuvieras en esa ciu­dad”.

Una de las periodistas de los medios afectados por el anun­cio del Tribune Publishing añade otra razón de peso para no aplau­dir a la ligera los cierres de redac­ciones justificados en que así los periodistas estarán más tiempo en la calle buscando noticias y se evitará el “presencialismo”. Se­gún Jennifer Sheehan, reportera de entretenimiento y caracterís­ticas del Morning Call, “la gente necesita saber que estamos pre­sentes [en la ciudad] y que esta­mos allí para cubrir sus comuni­dades, sus juntas escolares, sus municipios. Cuando ni siquiera tienes una ubicación física, es casi como si no estuvieras allí, aunque lo estés”.

El Washington Post agrega que “la pandemia ha obligado a los me­dios de comunicación a descubrir nuevas formas de producir perio­dismo de alto calibre, colaboran­do a través de videoconferencias y plataformas de mensajería.

Pero en las redacciones, las ofici­nas originales de planta abierta, los reporteros pueden compartir ideas y los periodistas jóvenes perfeccio­nan sus habilidades al escuchar có­mo los reporteros veteranos reali­zan sus entrevistas.

Danielle Ohl, reportera de Capi­tal Gazette, reconocía que “cuando llegamos como pequeños reporte­ros recién salidos de la universidad, no sabíamos nada y es realmente difícil aprender si no estás rodea­do de personas que puedan ayu­darte”. De la misma opinión es Da­vid Boardman, ex editor principal del Seattle Times: “Ahora más que nunca es importante que las perso­nas estén en un espacio donde real­mente puedan tener conversacio­nes significativas sobre noticias y lo que deberían cubrir y lo que no de­berían cubrir. Eso es mucho más di­fícil de hacer cuando no están jun­tos en un espacio físico”.