Listin Diario Logo
15 de agosto 2020, actualizado a las 12:08 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República sábado, 01 de agosto de 2020

Testigos de grandes catástrofes naturales

  • Testigos de grandes catástrofes naturales

    El periodista Santiago Benjamín de la Cruz junto al fotográfo Glauco Moquete en transmisión en vivo para Facebook desde la punta Este del país durante el huracán María en el año 2017. ARCHIVO LISTÍN DIARIO. El periodista Santiago Benjamín de la Cruz junto al fotográfo Glauco Moquete en transmisión en vivo para Facebook desde la punta Este del país durante el huracán María en el año 2017. ARCHIVO LISTÍN DIARIO. 

  • Testigos de grandes catástrofes naturales
Carmen Guzmán
carmen.guzman2@listindiario.com
Santo Domingo, RD

 El país está en temporada cicló­nica. Esto no es algo nuevo, sin embargo, ade­más de tener que ajustarse a las precauciones que supone esta situación, la sociedad se encuentra enfrentando otros males. Por eso, al hablar de las medidas tomadas para prevenir estos desastres, la palabra extremo nunca es real porque ya sean tormen­tas, huracanes, terremotos o deslizamientos de tierras, las pérdidas son irremplazables en la mayoría de los casos.

Sin embargo, el compro­miso con la sociedad y con una pasión digna de la carre­ra escogida, los periodistas del Listín Diario han dicho presente ante el paso de los diferentes fenómenos.

San Zenón: el más devastador del siglo XX

Para el año 1930 el país fue fuertemente azotado por el ciclón San Zenón. Con al­rededor de 2,000 muertes y 15 mil heridos, este fenó­meno destruyó la ciudad de Santo Domingo casi en un 70%, según datos de histo­riadores.

A un año de conmemorar­se el paso de San Zenón en tierras dominicanas, el pe­riodista Oscar Delanoy en un artículo titulado: “Recordan­do la tragedia”, publicado en este medio, se encargó de es­cribir de manera cronológica todo lo ocurrido aquel 03 de septiembre de 1930.

“Las 11:00… El viento arrecia, la lluvia se hace in­tensa, la gente divertida se entrega a esparcimientos con motivo del fenómeno que se avecina… Las 12:00… la una de la tarde… La tem­peratura toma incremen­to…Las casuchas débiles co­mienzan a ceder al ímpetu del viento encorajado…Las dos…El ciclón entra en su periodo devastador: las gen­tes comprenden la magnitud de la desgracia que les ame­naza y huyen de la muerte, buscando asilo en las vivien­das más robustas… Y en va­no…, todo cede a la presión furiosa del vendaval….Las tres… la ciudad está en rui­na… Veinte minutos de clari­dad misteriosa… centenares de cadáveres, millares de he­ridos y mutilados yacen ba­jo los escombros de las nue­vas barriadas destruidas…Lamentos de dolor, gritos de  espanto….las tres y vein­te de la tarde…De nuevo el imperio del vendaval…el terror invade las almas de­soladas…El cielo preten­de echar por tierra toda la obra de más de un siglo de esfuerzos…Las cuatro…las cinco…las seis….El ciclón se aleja…La ciudad está en escombros…La muerte y la desolación reinan por do­quiera”.

El intenso David

En agosto de 1979, entró David, con vientos de 249 kilómetros por hora. El hu­racán David fue de cate­goría cuatro y su ojo cruzó entre San Cristóbal y Ba­ní, dejando más de tres mil muertes. Para esta ocasión el periódico dedicó una pá­gina completa el 03 de sep­tiembre mostrando imagé­nes de la catástrofe.

George

El huracán George dejó a su paso en septiembre de 1998 más de 300 muer­tos, destrucción de vivien­das, acueductos, escuelas, puentes, redes de energía, agricultura y otras infraes­tructuras.

Noel y Olga: suplementos extras

Durante los últimos cua­tro meses del año 2007 el país sufrió la envestida de dos inesperadas tormen­tas, una más fuerte que la otra, pero con igual ímpetu desastroso.

Cada vez que un fenóme­no natural golpea fuerte­mente al país, Listín Diario realiza una cobertura espe­cial con todo un equipo que trabaja en busca de las prin­cipales informaciones en to­das las regiones del territo­rio nacional.

Noel tocó suelo domini­cano el domingo 28 de octu­bre y alcanzó vientos soste­nidos de casi 64 kilómetros por hora con una velocidad menor a los 97 kilómetros por hora.

Bajo el título “Noel: una tormenta devastadora e in­esperada”, el periódico pu­blicó un suplemento especial durante toda una semana con fotografías impactantes, así como testimonios y casos de personas afectadas.

Luego de dos días la perio­dista Adriana Peguero escri­bió: “Los ríos Nigua, Nizao, Yubazo, Haina, así como los arroyos Yaguate y Pajarito, entre otras fuentes que ha­bían muerto penetraron en barrios y comunidades de es­ta ciudad (San Cristóbal), y convirtieron las calles en ríos caudalosos que amenazaban con llevarse todo a su paso”.

A menos de dos meses, mientras el país aún se recu­peraba del desastre de Noel, llegó Olga. De igual forma el compromiso periodístico quedó demostrado en una nueva cobertura especial ti­tulada “Olga: Otra prueba tras el trauma de Noel”.

Esta tormenta subtropi­cal dejó 14 muertos en todo el país, afectando por igual a 34,480 personas que resulta­ron damnificadas y 6,896 ca­sas fueron dañadas.

María y Olga: Transmisión por Facebook

María e Irma fueron hura­canes que se formaron en septiembre de 2017 y am­bos tenían la particularidad que eran de elevadas cate­gorías, y amenazaban se­riamente el territorio na­cional con su llegada, sin embargo, se desviaron ha­cia el Norte lo que no per­mitió su entrada al país.

Juan Eduardo Thomas, editor en jefe de la mesa di­gital, explica que la espera de la entrada de estos fenóme­nos se convirtió en una fecha clave para las transmisiones en vivo vía Facebook por par­te del periódico, pero de ma­nera continua.

“En base a la ruta que ve­nía el huracán preparamos un equipo de trabajo y los enviamos a esa zona. Al pe­riodista Dalton Herrera y el fotógrafo Víctor Ramírez lo mandamos a Nagua; Ricar­do Santana y Onelio Domín­guez fueron a Puerto Plata y en el Este del país, Punta Ca­na, fue abarcado por Santia­go Benjamín de la Cruz junto a Glauco Moquete”.

Los equipos fueron prepa­rados desde la redacción y equipados con teléfonos in­teligentes, baterías recarga­bles, palitos de selfies, así co­mo las indumentarias para proteger el personal huma­no que se trasladaría hasta estos lugares.

Thomas puntualiza que el éxito de estas coberturas se debió al hecho innovador de que un medio de comuni­cación impresa creara conte­nido exclusivo para una red social.

“Nosotros fuimos el pri­mer medio de comunicación que hizo transmisiones en vi­vo por Facebook porque la mayoría de los medios lo que hacían era, sobre todo los ca­nales de televisión, que to­maba su programación y la transmitía por ahí, pero no era un contenido pensado en especial para esta red social por lo cual no había ningún tipo de interacción. Entonces iniciamos las transmisiones en vivo en verano de 2017 y las pusimos con mayor insis­tencia durante esos dos hu­racanes”.

Todos los esfuerzos edito­riales y actividad periodística se concentraron en la Web, lo que permitió que el auge del periódico digital no solo estuviera en la página sino que las personas pudieron interactuar en tiempo real con los periodistas.

 SEPA MÁS
 Suplementos especiales

 Cuando ocurren fenómenos por causas naturales el periódico dedica páginas específicas para la ampliación de los hechos. De esta manera se publican imágenes, reportajes, entrevistas con personas afectadas y expertos para orientar e informar de lo ocurrido.