Listin Diario Logo
23 de febrero 2021, actualizado a las 01:47 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República domingo, 19 de julio de 2020

Enfoque

Venezuela y la pobreza

  • Venezuela y la pobreza
  • Venezuela y la pobreza
Joan Bosch I Planas
Investigador y escritor

 La trayectoria deshuma­nizadora que se obser­va en Venezuela a causa de un gobierno que si­gue ignorando una rea­lidad manifiestamente materializa­da en sus calles, en las bombas, en los colmados..., ha llegado por fin a su límite. Y como que no se puede caer más bajo, ha de ser ahora o nun­ca que una solución, venga de donde venga y sea cual sea, para atender a los sobrevivientes de la mirada dicta­torial de un gobierno, el cual, frente a un escenario deshonroso, aún pre­tende adoctrinar con unos ideales que ya no vienen a cuento ante una ciudadanía que tiene hambre.

Do­nald Trump, dijo que alguna cosa tie­ne que pasar en Venezuela y que los Estados Unidos estarán involucrados. La realidad refleja que “esta cosa” ya esta pasando y se pasa de las palabras a los hechos y sin traumas para resca­tar salvo a un pueblo que muere cada día un poco más. Y, ahora, además, la Covid-19. ¿Con cuáles medidas pue­de hacer frente un país con una po­blación débil y desnutrida a la pande­mia actual, cuando ni los nacimientos puede atender pues tiene que enfren­tarlos con aparatos y utensilios obso­letos, sin profesionales especializados y sin fármacos?

Venezuela se ha alejado de los de­más países latinoamericanos hasta el punto de retirarle a Haití el título de ser el país más pobre y acercarse aho­ra a los países africanos como El Con­go, El Chad o Zimbabwe, por su nivel de pobreza. Y la emigración que ha­bría de serlo por la imposibilidad de no poder acceder a los alimentos por la bestial inflación diaria de la mone­da del país respecto al dólar, ahora lo es por la falta de seguridad porque el hambre genera calamidades y destruc­ción. Esta migración, la cual se dispa­ró durante los primeros años de esta decena, ha llegado a casi tres millo­nes y medio de persones, una migra­ción que se ha ido distribuyendo por todos los países de habla hispana y que en la actualidad pretende retor­nar  a casa por los estragos que la Covid-19 también esta haciendo allá donde fueron a parar, un agra­vio aún más grande si se tiene en cuenta que en Venezuela el 96% de los hogares están en la miseria y el 79% en la pobreza extrema, según un estudio de cuatro de las univer­sidades del país, dos privadas y dos públicas.

Los más jóvenes, los cuales no han podido cursar ningún nivel educativo con normalidad por la falta de maestros y profesores, en­cuentran ahora una salida en la prostitución presencial allá donde se encuentran, pero es a través de las redes sociales donde por poca plata consiguen vender imágenes de sus cuerpos desnudos con el fin de poder acceder a la compra de un kilogramo de arroz y man­tener así a una familia entera.