Listin Diario Logo
25 de febrero 2021, actualizado a las 12:09 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República sábado, 25 de abril de 2020

TRATA

Dictan tres meses de prisión a otro capitán de yola implicado tráfico ilícito migrantes

  • Dictan tres meses de prisión a otro capitán de yola implicado tráfico ilícito migrantes
Santo Domingo, RD

El juzgado de Atención Permanente de La Altagracia, dictó tres meses de prisión preventiva contra otro capitán de yola implicado en el tráfico ilícito de migrantes desde República Dominicana hacia Puerto Rico, durante la cuarentena por el coronavirus (COVID-19).

El tribunal envió a la cárcel pública de esa provincia a Modesto Sánchez Gil (Gasón), quien se presume formaba parte de un grupo organizado dedicado a esa actividad ilegal.

Este es el tercer imputado que es enviado a prisión por ese delito de un total de siete que han sido sometidos a la justicia en el último mes.

Sánchez Gil fue sometido a la acción de la justicia en el transcurso de una investigación que lleva a cabo la Fiscalía de esa jurisdicción  con la asistencia de la Procuraduría Especializada contra el Tráfico Ilícito de Migrantes y la Trata de Personas y la colaboración de la Armada de República Dominicana.

Al imputado se le acusa de tráfico ilícito de migrantes en el grado de ejecución, que se encuentran tipificados y sancionados por las disposiciones de los artículos 1 (letras f y h), 2 y 7 (letra c) de la Ley No. 137-03 sobre Tráfico Ilícito de Migrantes y Trata de Personas, en perjuicio del Estado dominicano.

La instancia con la solicitud de la medida de coerción establece que alrededor de las 4:00 de la madrugada del pasado 20 de abril, la Armada de República Dominicana mediante operativo realizado en la playa Cortecito, frente a la costa marítima de Samaná, encontró a siete personas y una embarcación de aproximadamente 17 pies de eslora, que pretendía ser abordada con destino hacia Puerto Rico, siendo Modesto Sánchez Gil la persona que conduciría la embarcación.

Indica que durante el viaje pretendían seguir pasos migratorios no formales, evitando el cumplimiento de los controles migratorios existentes y la detección por parte de las autoridades, violentando la seguridad y la soberanía del Estado dominicano a cambio de recibir un beneficio económico de forma directa, no logrando su objetivo por la rápida intervención de las autoridades dominicanas. Señala que por el traslado a Puerto Rico los viajeros se comprometieron a pagar altas sumas de dinero con un máximo de US$2,200.00.